La Pasión según Bibian.

Total Fecha Media Usuario
1 04/2012
Iron Grenadier
3.915 veces

ver todas las fotos de Bibian Norai
71

añade tu experiencia con Bibian Norai

Ver comentarios del foro

Tarragona

Apartamento de la escort8
Duración45 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Una Mosso d'Esquadra con cara equina revisaba con semblante serio los coches que circulaban por la rotonda. Un control de tráfico. Algunos conductores atemorizados describieron la curva de la rotonda con una precisión y una urbanidad encomiable. Unos metros por detrás, la fila multicolor de coches resplandecía bajo el castigador sol de la tarde. Dentro de mi coche me revolví inquieto en mi asiento, solté alguna maldición en voz baja y miré un par de veces con preocupación al reloj, no me gusta llegar tarde a las citas, y mucho menos si quien me espera es uno de mis mitos eróticos.

Había sido una gran noticia su recuperación y su vuelta al negocio. Su sesión de fotos con su "remodelada" delantera y desplegando sus armas de seducción eran de un adelanto de lo que me esperaría esa tarde. El morbo y la lujuria que desprende esa mujer traspasó la pantalla de mi ordenador y me sacudió como un boxeador semi noqueado. He de reconocer que en esta ocasión había perdido por el camino mi pose flemática y que estaba nervioso como si fuera la primera vez. (Y no lo era)

La tranquilidad no había sido invitada esa tarde y mi taquicardia empeoró al recorrer con mi mirada una pierna torneada envuelta en unas medias negras y las voluptuosas curvas envueltas en un conjunto negro. Su simpatía ayudó a calmarme y hacerme recordar que estaba allí para disfrutar. La verdad es que no había motivos para estar nervioso: iba a tiro fijo.

El aquí escribiente en el terreno del folleteo y los amores a escondidas, ha tenido experiencias muy variopintas pero lo de esta mujer se sale del gráfico. En serio, es una diosa. Cuando estoy ya listo para el disfrute, desnudo y duchadito, me empuja en la cama y se echa encima de mí como una leona. Su melena me invade la cara y su aroma me invade los orificios nasales, mientras su lengua se pasea por mi torso dirigiendose hacia mi erecto miembro. Se acomoda entre mis piernas y juguetea con mi polla, mi entrepierna es su campo de juego, alterna los ritmos de la felación y la visión de esos pechos hace que me vuelva loco. Le pido que pare la mamada y nos ponemos a follar, se coloca encima de mí y entre gemidos, empieza a acelerar el ritmo.

En un momento determinado, me incorporo, ella con sus piernas me aprisiona y hundo mi cara entre esos apetecibles senos. Mientras me recreo dentro de ese refugio de carne, me corro soltando un gemido ahogado y viene a mi cabeza la escena de la estanquera de "Amarcord" de Fellini. Sonrío y veo que ya casi no hay tiempo para nada más. Recogida de bártulos y despedida. Nunca un beso y una frase de despedida en catalán me habían puesto tan caliente....

En mi coche, dejo atrás Reus y miro el horizonte: el sol se ha transforamado en una bola de fuego anaranjado que amenaza con desaparecer entre edificios y postes de teléfono. Acelero levemente el coche a ritmo de Queen y su "Bohemian Rhapsody". Otro buen día que se acaba y otra noche prometedora se despliega ante los hombres.

Fin