KATTY, en Reus

Total Fecha Media Usuario
1 03/2013
travieso50
472 veces

12

Añade tu experiencia con Katty

Ver comentarios del foro

Tarragona

Apartamento de la escort3
Duración60 minutos
Precio80
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosNo besa
FrancésSin
GriegoNo

Compañeros, otro fracaso de experiencia, según el anuncio, se comía el mundo, pero.....
La llamo, quedamos sobre las 10 de la noche de un viernes, vaya dia fui a escoger, el apartamento, por llamarlo de alguna manera, está en una calle paralela al Raval, enfrente de un restaurante con terraza, una puerta pequeña, que llamas  al interfono y no te contestan. Llamada de tel. y te abren después de que ya te ha visto esperando medio Reus, subir cuatro pisos de escalera estrecha, vieja, en fin......., puerta abierta y me recibe la que según Katty es su jefa (compañera supongo), me hace pasar a la habitación con cama musical según movimientos, y no recuerdo si habia algún mueble más. Me dice que me espere que ahora viene la chica.
Pasados  5 minutos, aparece la paragüellita, saludo frio, me dice si voy limpio, yo siempre voy duchado, pero aún así me parece normal asearme  antes de la acción, me comenta que ella también va limpita, que no hacía falta ducharnos, insisto en que por lo menos las partes íntimas y manos deberíamos pasarles jabón, asiente la cabeza no muy convencida, pero acepta. Le pregunto donde puedo dejar mi ropa, y me dice que ahora me trae una silla. Nueva espera de tres cuatro minutos (debía ir a otro piso a buscarla, je,je) y denuevo frente a mi me dice que si le puedo abonar.  Naturalmente, le digo,  pensando que otra vez se alargaría el tiempo de espero (malpensado que fuí), pero no, ya desnuditos y después del aseo me dice que me tumbe y va directo al miembro, empieza una felación mecánica, cronometrada y a enfundar, le digo espera un poco, vamos hacer más preliminares, me mira, y dice, bueno, y practicamos un 69, que creo que se quedaba en un 15, je,je, porque de implicación, ganas, deseo, llamarle como querais, nada de nada. Me enfunda y se pone a cabalgar, que no a trotar, más fría que un tempano (a veces pensamos que en el fondo es mejor que finjan , aunque nos engañen). A todo eso se anuncia con griego profundo, je, le intenté meter un dedo, y me dice que la tengo muy gorda, buaaa, la cojo a cuatro pero ya era tal la desgana, que le dije que ya tenia bastante,no acabé, me vestí y  salí cabizbajo pensando si llamar a Daiany  o resignarme e ir para casa. Cojo el coche y se me viene a la cabeza  La Casa de Bibian, encuentro aparcamiento sin problemas y  termino con una colombiana bastante implicada y simpática, no recuerdo el nombre,  allí si disfruté , pero eso es otra historia