Homenaje con Mireia

Total Fecha Media Usuario
7 11/2011
Indibil
1.128 veces
VER COMPLETA 04/2011
capullin45
2.705 veces
VER COMPLETA 05/2011
zola
1.845 veces
VER COMPLETA 08/2011
Indibil
1.157 veces
VER COMPLETA 10/2011
Iron Grenadier
1.319 veces
VER COMPLETA 01/2012
butxana
3.290 veces
VER COMPLETA 03/2019
Revenant
386 veces

ver todas las fotos de Mireia Exclusive
70

añade tu experiencia con Mireia Exclusive

Ver comentarios del foro

por Indibil
Tarragona

Dirección Cliente
Duración240 minutos
Precio550
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

A principios de mes cumplí mi primer año en el foro y mi primer millar de posts. Decidí celebrarlo y darme un homenaje. Analizando todas las alternativas que se me presentaban, decidí celebrarlo en mi propio domicilio aprovechando la coyuntura  favorable que se daba en este momento dadas mis circunstancias personales. Esto requeria que el encuentro fuese con una escort de confianza, ya conocida, vamos casi una amiga. Así escogí a Mireia que reunia estas condiciones. Se lo propuse y aceptó encantada, así que el  viernes a las 21 h. se presentó en mi domicilio. Viene abrigadita, con botas, trenca y bufanda gruesa (aunque no hacía mucho frio). Nos saludamos efusivamente, con besos de tornillo y lenguas explorando recovecos bucales.
Cuando se desabriga, veo que lleva un vestidito rojo ceñido, sin mangas,  que le sienta de maravilla (no es el de las fotos). Le propongo ducha compartida y así lo hacemos, empezamos a caldear el ambiente con enjabonamientos mutuos con especial atención en nuestras partes intimas, nos secamos tambien mutuamente y pasamos a la cama. No voy a entrar en detalles que deben quedarse en nuestra intimidad, pero si diré que el sexo con ella es fantàstico, buena felatriz, buena amazona, divertida, espontànea, tierna y cariñosa. Tras ensayar pràcticamente todas las posturas, que mi ya veterano cuerpo me permite, y trincarnos una botella de cava que descorché al empezar la sesión, acabo con un misionero sublime. Tras casi 2 horas de toma y daca, hacemos un receso para comer algo. Para que no coja frio le presto una camiseta mia que se pone y, como es de misma estatura, la camiseta cubre estrictamente lo que una camiseta, o sea no le sirve ni de mini-vestido, y como no lleva nada más, la visión cuando subia las escaleras delante mio era para perder el rumbo. La cena transcurre entre anécdotas, confidencias, chistes, batallitas por mi parte y proyectos por la suya y tras apurar una botella de buen vino, ella que ya iba lanzadita me dice que no soy capaz de contarlo en el foro en directo. Eso no se me puede decir a mi así que nos conectamos al foro y lo pongo mientras ella se descojona. Tras el descanso, y habiendo repuesto fuerzas, pasamos de nuevo al dormitorio para el segundo asalto. Esta vez con mas tranquilidad, le doy un masajito (a mi me pone mas darlo que recibirlo, raro que es uno) recorriendo su cuerpo centimetro a centrímetro y entreteniéndome especialmente en sus partes mas sensibles hasta hacerla estallar. Felación, cunilingus, y como a estas alturas y con el alcohol ingerido el condon hace estragos en mi virilidad, me acaba con un "lingam" (Una paja fina) que me  lleva al 7º cielo. Desgraciadamente el tiempo ya se ha echado encima y llega la hora triste de la despedida. Como canta Sabina "nos dijimos adiós, ojalá que volvamos a vernos".
Seguro que volveremos a vernos.