Olga rusa, algo rústica.

Total Fecha Media Usuario
1 09/2015
sweedy
622 veces

15

Añade tu experiencia con Olga

Ver comentarios del foro

por sweedy
Tarragona

Apartamento de la escort7
Duración30 minutos
Precio50
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Me animé a visitarla alentado por las fotos de su anuncio, donde se puede contemplar a una refinada hembra pelirroja. Olga claramente no es la de las fotos, aunque guarda un discreto parecido, para que se me entienda diríamos que es la version rústica de esas fotos, cosa a tener en cuenta para quien decida visitarla.
 
Siempre desde mi subjetivo punto de vista, Olga es una mujer para quién guste de una buena hembra con aspecto femenino a la vez que contundente. Para el que no se maneje en inglés que prepare todo su potencial de lenguage no verbal.
 
Atiende en el antiguo piso de Ruth, pero esta vez la cama era una cama de verdad. En el apartado interesante muy bien , la verdad es que se entrega de manera cordial y adaptada al ritmo que se le demanda, francés sin (perdonad pero no recuerdo si estaba incluido hasta el final en la tarifa pactada), cunnilingus con final de traca y pañuelo, cow y un a4 que tiene una particularidad a comentar. En la posición de a4 pude deleitarme con la visión del sexo de Olga, ya que en el beso francés que le practique sus muestras de excitación me distrayeron por completo y me dejaron embelesado contemplando la escena. Lejos de ser un fino "ojo cerrado" ni un "pavo de acción de gracias" el tesoro de esta chica tiene su "qué".
 
Para hacerme entender voy a trasladar el comentario y hacer un simil en el arte del buen comer. Para mi un "ojo cerrado" sería una delicatesse, que cada uno piense en sus gustos preferidos. Un sexo de esos que se estiran los labios inferiores hasta el infinito podría ser de esos platos de mojar pan donde disfrutar. Finalmente para llegar a donde nos interesa el manjar de esta mujer es como levantarse un domingo por la mañana con buen hambre, visitar algún pueblo cercano y entrar al bar para pedir un bocata de jamón del bueno y que el camarero te traiga un hermoso bocata de ese pan de pueblo, rústico, tostadito, con sabor de antes y corteza gruesa que cruje en cada bocado.
 
Me disculpo de antemano si álguien se ha ofendido por mis comentarios, la intención es la de recrear la experiencia sin más; El que prefiera el pan gallego a la baguette ya sabe.