Pasada de vueltas

Total Fecha Media Usuario
1 11/2018
Fokker
871 veces

escort-10649
14

Añade tu experiencia con Vanesa

Ver comentarios del foro

por Fokker
Tarragona

Apartamento de la escort7
Duración30 minutos
Precio60
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosNo besa
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Más por curiosidad que por otra cosa, me animé a visitar el nuevo chalet de Escorts Tarragona. El sitio, a pesar de estar en el culo del mundo no es nada discreto. Para empezar, hay un timbre fuera que suena de manera bastante sonora a en el exterior mismo. Tardaron una eternidad en abrirme la puerta y para más inri, al irme entraba un matrimonio de gente de mediana edad que aparcó justo enfrente de la puerta y con los que me topé de frente...wtf?! además se trata de un chalet semi-rustico que no me convenció nada. El cambio ha sido a peor.

Bueno, respecto a la escort, se trata de la chica de las fotos, española cercana a la treintena, normalita de cara, con un cuerpo y un culo muy bien proporcionados pero con pechos tuneados.

Lo destacable de todo esto es que, en las presentaciones no noté nada, pero una vez en la habitación la chica iba como acelerada, como nerviosa, y después con el desarrollo del encuentro me di cuenta de que iba enfarlopada o había tomado speed o anfetas o algo. Además iba sorbiendo con la nariz. Al principio pensé que estaría resfriada pero atando cabos me di cuenta que era otra cosa.

No me gusta follar con chicas drogadas pero le encontré el lado positivo. Tumbado en la cama me hizo unas mamadas hasta la campanilla alucinantes, todo el rato profundas, además de comidas de huevos continuas (una locura). Otro aspecto positivo fue que mientras me hacía el francés, le iba tocando el chochito y me dí cuenta de que lubricaba a lo bestia.

Después de esto, le pedí que se pusiera encima y me cabalgó como una yegua en celo. Tanto fue así que incluso se corrió.Todavía encima, le pedí que se pusiera de espaldas a mi y, en esta postura, me metió caña hasta que me corrí con un orgasmo brutal porque la chica no paraba. Eso si...de besos nada de nada.

No fue una mala experiencia sino más bien un polvo salvaje, demasiado acelerado a ratos, en un lugar mal gestionado y al que probablemente no vuelva, a menos que cambien ciertas cosas.