Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Un dia especial

  1. #1
    Principiante
    Fecha de Ingreso
    13 jun, 10
    Mensajes
    1
    Gracias
    0
    Agradecido 1 vez en 1 mensaje

    Red face Un dia especial

    Llamo al portero automático, espero unos segundos, ¿quizá no hay nadie?...Responde una voz grave, digo quien soy y se abre la puerta. Subo por les escaleras, no sea que en este excitante momento se atasque el ascensor, se vaya la luz o caiga un meteorito en él. Son las últimas dudas antes del encuentro. Llamo el timbre de la puerta, esta se abre y me saluda un hombre, me invita a entrar y surgen las típicas frases entre desconocidos, parece casi tan nervioso como yo.
    Camino al comedor veo un hogar bien decorado, no es mi estilo, pero está bien conseguido. Buenas sensaciones, esto va bien. Entramos en el comedor, donde ella se levanta del sofá para saludarme y me invitan a una copa.
    Poco a poco la conversación deriva hacia nuestras experiencias en el mundo liberal, no son muchas, pero han sido similares. A todos nos gusta disfrutar del sexo de una manera relajada y natural, que las cosas pasen por si solas, sin guión pre-establecido. Veo que ella se moja los labios y se arregla el pelo asiduamente, el está cómodamente sentado en sofá y yo me siento relajado. Eso hace que surjan las primeras risas y que la conversación suba de tono.
    Ya no queda vino en las copas y él ha empezado a acariciarle les piernas que han dejado de estar cruzadas, se miran y empiezan a besarse. Me invitan a jugar, me siento al lado de ella y se desbrochan los primeros botones. Recorremos nuestros cuerpos, la mano de ella se sumerge bajo mi ropa interior, su sujetador desaparece y empezamos a besar nuestros cuerpos. Empieza una suave felación a su chico, mientras ella me masturba y yo introduzco mis dedos en su sexo, primeros gemidos…
    Ella se gira hacia mí, mira mi pene ya erecto y recorre mi cuerpo con sus labios, bajando lentamente hacia él. Se me nubla la vista, veo que él empieza a lamer su sexo, lo veo al notar que ella agarra más fuertemente mi pene durante la felación. Él no deja de mirarnos, hace un par de fotos del momento y se arrodilla a mi lado, ella acepta de buen grato la invitación y alterna la felación entre los dos.
    De repente ella se levanta, cogiéndonos a los dos por el pene como quien pasea a sus perritos y nos lleva hacia la cama. Después de tumbarme, ella se coloca delante mí continuando donde lo había dejado, mientras él la penetra desde atrás.
    Tengo que pararla de vez en cuando, mi excitación es elevada y ella lo nota, de repente se tumba y abriendo las piernas completamente me dice: “vamos, fóllame cariño”. Después de ponerme protección, la penetro profundamente, los dos gemimos al mismo tiempo. Empieza un movimiento suave, ella continúa con una felación a su chico, mientras este acaricia su clítoris y hace alguna que otra foto. Cierro los ojos, no puedo mirar…
    No puedo más, me quito el preservativo y empiezo un rozamiento de mi pene con su sexo mientras ella me masturba. Eyaculo sobre su abdomen, ella sonríe con complicidad. Al terminar mis espasmos, continua con la felación de su chico, yo empiezo a lamer su sexo mientras la masturbo con los dedos. Ella gime, se retuerce, la felación es casi violenta. Al fin el termina en sus pechos y ella al verle eyacular, apretando mi cabeza contra su sexo, tiene un fuerte orgasmo que yo noto al aparecer sus fluidos vaginales en mis labios. Fin del primer asalto…
    Después de comentar la jugada acompañado de un refresco, los chicos decidimos empezar a recorrer todo el cuerpo de ella con los labios, sin tocarla con las manos. Al rato, me siento, con la cabeza apoyada en la cabecera y ella se tumba entre mis piernas, él empieza a lamer su sexo y yo a acariciar su cuerpo, mientras ella me masturba como puede. Después de una corta felación, se levanta, me da un preservativo y sube sobre mí, introduciendo mi pene en su sexo. Él se acuesta al lado nuestro, nos deja hacer, viendo como ella cabalga sobre mí, se masturba y hace alguna foto, es mi momento.
    Él ya no puede más y acercándose a nosotros, la penetra suavemente por detrás. Puedo notar sus envestidas con mi pene dentro de su sexo. Ella lleva el ritmo de la doble penetración, parece estar en trance, con los ojos en blanco y abundantes gemidos. Él, conocedor de la situación, le masturba el clítoris mientras la penetramos, ella no tarda en llegar al orgasmo, noto las contracciones de su sexo sobre mi pene…
    No se da por rendida y con un leve movimiento me quita el preservativo y empieza una profunda y húmeda felación, aviso de un inminente estallido y ella haciendo caso omiso, continua, hasta una eyaculación entre su boca y su cara.
    Después de acabar conmigo, su chico se tumba y ella cabalga de espaldas sobre él, hasta que este tiene un orgasmo dentro de ella, momento que inmortalizo con unas buenas fotos.
    Sentados en el comedor y visualizando con el ordenador lo ocurrido, comentamos la jugada y me gravan algunas fotos en un lápiz de memoria para mi uso personal. Después de un buen aseo y ya vestidos, me despido de ellos con complicidad. Cruzo la puerta y recuerdo que me queda un largo camino hasta mi casa, pero no me preocupa, sé que no me voy a dormir, de hecho, estoy seguro que hoy me va a costar conciliar el sueño.

  2. El siguiente usuario ha agradecido a sirio su mensaje:

    travieso50 (04/07/2013)

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
ForosX
Deseo, placer y discreción con las acompañantes más selecta . Déjate caer en la tentación y disfruta de la mejor experiencia con la escort de Barcelona de tu preferencia. Nuestras escorts son muy discretas y ofrecen el mejor servicio profesional. Dúplex, lésbicos y más de lo que puedas imaginar. No lo dudes y contacta con una de nuestras escorts de Madrid consigue una noche de pasión con una de nuestras escorts... Disfruta de los servicios sexuales que siempre has querido en diferentes ciudades; las mejores escorts en madrid o las escorts de Tarragona te están esperando. Querrás repetir una experiencia sexual como la que vivirás con nuestras chicas escorts Barcelona