Resultados 1 al 4 de 4

Tema: Historias Para No Dormir

  1. #1
    Membresia 4 Estrellas Avatar de cipoton
    Fecha de Ingreso
    02 jun, 06
    Ubicación
    ¿Donde coño está Itaca?
    Mensajes
    3,039
    Gracias
    64
    Agradecido 101 veces en 55 mensajes

    Historias Para No Dormir

    Mi nombre es Jaime, mis apellidos no vienen a cuento. Mi trabajo, tal como os vaya explicando cual es mi actividad se va a producir una gran dualidad. Inspiro envidia a la mayoría de hombres. Por el contrario no gozo de la comprensión de las pocas mujeres que lo conocen. Ni unos ni otros ven que es un trabajo más, que alguien lo hará y que como todo aquello que se hace cobrando tiene su componente duro, si no fuera así nadie pagaría para que lo hicieras. Tiene unos componentes materiales que lo hacen atractivo, coche deportivo a cargo de la empresa, buena ropa, Hoteles de lujo, gastos pagados, sexo con las más vistosas señoritas de pago…Visto así muchos se preguntarán que tiene de malo si encima cobras una buena recompensa cuando capturas una pieza. Os aseguro que tiene mucho, algo que se lleva dentro, que hace que hayas de tener un corazón duro y una buena vacuna contra la conciencia. Tal vez el escribir mi historia forme parte de esa vacuna, sea una manera de limpiar mis remordimientos, aquellos que a pesar de saber que no eres el responsable directo de las decisiones de tus capturas, que son ellas quienes caen por avaricia en tu trampa y son ellas las que se labran su futuro y si es el caso su ruina.

    Toda organización empresarial para obtener sus objetivos de obtener beneficios necesita una estructura básica. Las que se dedican a la actividad de la prestación de servicios sexuales, dada su ambigua situación legal esta estructura es más compleja, con unos vínculos mucho más estrechos entre sus componentes, más difíciles de quebrar y en los que la traición o el abandono se puede pagar si no se hace de forma pactada y autorizada por el resto de los miembros significativos. Muy complejo resulta salirte, es como si tu también hubieras sido la presa de un cazador más fuerte que supo, en su momento aprovecharse de tu avaricia. Más que una organización es una comunidad, con una distribución de funciones pero yendo todos a una, cada uno en su parcela pero siempre con la actividad de todos acorde a las decisiones de la comunidad y en beneficio de sus intereses. Por otra parte, se ha de convivir con la competencia.,que aún siendo feroz para aumentar cada cual su cuota de mercado, debe respetar ciertas reglas del juego y aquí como difícilmente encajaría la legislación vigente, el respeto a ciertos niveles adquiere un valor supremo, son pactos de sangre entre los que dirigen esta actividad. Sin llegar a afirmar que es una actividad mafiosa, sí que ciertamente la regulación de la actividad roza los límites y por discreción y prudencia no pueden ser explicados.

    Cuando un caballero de buena posición económica tiene un capricho y quiere echar un polvo con una jovencita de buen ver y solicita un servicio de sexo de pago a una Agencia, no puede, o no quiere imaginarse lo que hay tras algo tan aparentemente sencillo como es el hecho de satisfacer su necesidad sexual o su capricho. No me refiero a esos servicios de 300 o 500 Euros la hora, que por caros que parezcan, ni lo son ni son los más lucrativos. Hay un mundo desconocido, uno mucho más rentable, más discreto y en los que los clientes tienen asegurada siempre la máxima confidencialidad por muy populares que sean que nadie jamás se atrevería a filtrar ninguna información sin correr grandes riesgos. Se trabaja con la máxima seguridad, contactos significativos con el poder, autoridades, jefes de policía y todos aquellos elementos que en algún momento pudieran dar lugar a situaciones embarazosas. Tienen sus economistas para estudiar sus estrategias de mercado, su posicionamiento y sus cálculos de costes y sus precios de venta objetivos. Sus asesores legales que hayan el encaje legal del negocio, buscan la apariencia correcta para emitir facturas y declarar parte de los beneficios, y subsanan cualquier distorsión o desajuste que pueda producirse. Sus relaciones públicas para llegar al mercado adecuado. Sus banqueros de confianza. Sus vigilantes para proteger y protegerse de las vendedoras finales. Su cabeza de turco que cobra solo para si un día la situación se complicara pagar los platos rotos y permitir que los auténticos responsables y en esencia propietarios y jefes supremos del negocio. Tienen sus cazadores, como yo cuya misión es hallar materia prima de calidad al mejor precio para realizar la prestación de los servicios que nos solicitan los clientes. Nada, absolutamente nada puede quedar al azar, el más mínimo error puede costar millones y generar, al margen de las pérdidas materiales, un fuerte impacto negativo en aquellos clientes que han confiado en nosotros, en su vida privada y en sus vidas públicas ya que siendo la mayoría de los hombres puteros en potencia, según en que posición social te halles si ello saliera a la luz supondría el rechazo social y tu ruina profesional.

    ¿Cuál es mi función en esta organización? Aparentemente la más agradable, la menos compleja, la más agradecida y porqué no, la aparentemente menos arriesgada. Nada de eso desde mi punto de vista. Tras ocho años de actividad, a mis cuarenta y un años, empiezo a sentir el cansancio, el dolor de haber llegado a traicionar a tantas chicas cazadas por mí. Unas vendiendo a quienes creyeron ser amadas y que nuestra relación era de pareja en un mundo insano. Otras mis amigas, mejor dicho yo su amigo. Otras, las menos, a quien les prometía multiplicar por mucho sus ingresos y era que la puerta a una vida llena de lujos de todo tipo, que nunca podrían alcanzar con ninguna otra actividad que no fuera la que yo les ofrecía desinteresadamente. Engaño y traición, su ingenuidad, su falsa visión de lo que supone ser prostituta que algunos con afán de ganar dinero hacen creer que es como un juego, su avaricia y su afán de poder acceder a cosas caras y Restaurantes que su juventud y posición social les habría vedado en una situación normal, se convertían en algo cotidiano sin que ellas tomen conciencia de que a lo cotidiano nos acostumbramos y su belleza y éxito es efímero, así que poco a poco deberán convertirse en esclavas de lo superfluo, de lo que nunca habrían alcanzado y ahora son artículos de primera necesidad. De aquellas cosas que necesitan comprar compulsivamente para sentir la agradable sensación de que sen más pudientes que las otras y así ocultar su miseria, su asco hacia ellas mismas, intentando justificar a su conciencia que el haber perdido la dignidad tiene sentido, que merece la pena como si no supieran que no hay nada material en este mundo que les pueda volver la paz interior, la serenidad, que ningún bolso las va a proteger de un encuentro desgraciado con un cliente del pasado en un momento poco adecuado. De su soledad, solo ellas y los que las tratamos en profundidad sabemos cuan grande es la soledad que sienten, que nadie, ni parejas, ni amigos si es que les llegan a quedar, ni familia si no han roto vínculos, puedan llenar esa soledad a la que se han acostumbrado, soledad cruel y miedo, miedo que al transcurrir el tiempo y ver que las palabras bonitas acaban convirtiéndose en puro deseo para gozar de sus cuerpos como si de un vil objeto se tratara. Miedos a que el próximo cliente sea como aquel sádico que drogado casi la violó y que cuando lo explicó a la Agencia le dijo que la próxima vez le pagarían el doble, pero que era muy buen cliente y debería aceptar sus juegos por peligrosos que sean. Soledad y miedo que poco a poco sustituyen a la dignidad y la alegría que a su edad correspondería. Supervivencia en lugar de lujos, trabajar en lo que ya ni les gusta ni desean para sobrevivir, ese es el final de un porcentaje significativo de chicas.

    Otro día continuaré, ahora debo coger el descapotable y acudir a una cita como cliente. Ella, una chica de diecinueve años, de un barrio obrero de una gran ciudad, que por 900 Euros cenará conmigo y pasará una noche en un buen Hotel. Debo probar sus aptitudes y si puede ser mi próxima pieza.

    Otro día continuaré.

  2. #2
    Membresia 4 Estrellas Avatar de cipoton
    Fecha de Ingreso
    02 jun, 06
    Ubicación
    ¿Donde coño está Itaca?
    Mensajes
    3,039
    Gracias
    64
    Agradecido 101 veces en 55 mensajes

    Re: Historias Para No Dormir

    Mi primera captura CAROL

    Hecha la introducción, paso a relatar mi primera captura. Era una época difícil, no como ahora ya que la sexualidad era aún un tabú en una sociedad en la que no abundaban las chicas de clase media dispuestas a vender su cuerpo. Era necesario enamorarlas para poco a poco direccionarlas hacia la prostitución de nivel. Yo era joven, inexperto en estos menesteres y sin la confianza de quienes me contrataron. Tenía que ir a lo práctico y no podía permitirme fracasar ya que si así fuera me quedaba sin el trabajo. Hoy no os imagináis cuanto daría por haber sido así, pero en aquel entonces, con un trabajo precario y mal sueldo no era capaz de ver el alcance de aquello que para mí era una oportunidad de gozar de un buen nivel de vida. Me entregaron a cuenta cien mil pesetas para que fuera a un estilista, me comprara ropa para asemejarme a un ejecutivo de éxito y una dirección de un bar musical cercano al Hotel Hilton. No tener coche, la forma más sencilla de aparentar ser un gentleman era reservar una habitación en un buen Hotel y llevar allí a la captura sin levantar sospechas.

    Con mi nuevo look. Quien diría que solo hacía unas semanas era un vulgar administrativo en una empresa textil, me dirigí al bar que me indicaron. La noche acababa de empezar y el espectáculo que allí se vivía mostraba fehacientemente que quienes me dieron esa dirección conocían ese mundo profundamente. La barra y las mesas ocupadas mayoritariamente por señores de mediana y avanzada edad, bien vestidos, con apariencia de tener un gran poder adquisitivo y con las miradas fijadas en una docena de chiquitas jovencísimas, muchas con la pinta de ser estudiantes universitarias y la mayoría con aires de niñas pijas de trampa. El procedimiento, según me habían explicado era observar las chicas y cuando alguna de las que allí lucían su palmito, podías considerar que era una posible pieza interesante, establecer contacto con ella y aparentar que eras un pudiente más, solitario y aburrido que se hospedaba en el Hotel cercano y salía a pasar el rato y encontrar una compañía agradable para pasar la noche. Para quienes esa fuera su finalidad, tenían donde elegir y su mayor labor era pactar el regalito para gozar de una grata compañía de su gusto. Mi trabajo era mucho más complejo, debía buscar una chica sumamente bella, sin apariencia de pendón y sobretodo, lo más difícil avariciosa y débil mentalmente. ¿Os imagináis lo complejo que resulta ser psicólogo para a simple vista descubrir la personalidad de una persona?

    Allí estaba ella, Montsita, una chica veinteañera estudiante de Arquitectura. Procedente de la Cataluña central, había bajado a la ciudad para estudiar y vivía en un piso de estudiantes y más amante de la buena vida que de los estudios, buscaba de tanto en tanto la compañía bien remunerada de un caballero para pasarse sus caprichillos y deleitar a sus amigos con invitaciones a buenos Restaurantes. Por eso la llamaban la Marquesa ya que en tanto sus amigos casi padecían inanición y vestían en plan progre ya que la vaca no les daba para más, ella iba siempre impecablemente vestida, con sus vaqueros de marca, sus zapatos de Jorge Juan y sus blusitas de Simorra.

    Decidí ir a por ella, su indumentaria era un primer signo de que necesitaría dinero rápido y de forma constante ya que tanto como ganara, le faltaría tiempo en ponérselo encima. Por otra parte su mirada y su forma de moverse, entre tímida y frágil denotaba que era víctima de una gran inseguridad, cosa que evidentemente la hacía sumamente vulnerable y una presa fácil y le daba una apariencia angelical que le asegurarían el éxito en su futura profesión ya que inspiraría ternura y una vez correctamente adiestrada, que viejo pudiente se podría resistir a un angelito que resultara una golfa en la cama. Por lo demás su físico era impresionante, chica de 1,70 de altura, morena con los ojos castaños, unas largas piernas con unas formas finas, no exuberantes pero que hacía que tus ojos se fueran a sus caderas y a su culito.

    Me dirigí hacia donde estaba ella, le sonreí, ella me devolvió el saludo con un gesto entre tímido e insinuante. Empecé a entablar conversación, lógicamente intrascendente, explicando que era un auditor de una gran empresa con sede en Madrid y que había venido unos días a Barcelona para revisar los procesos de nuestra sucursal barcelonesa. Queme hospedaba en el Hotel y que como me encontraba solo ya que mi trabajo de era del agrado de los compañeros a los que iba a auditar, nadie había querido salir conmigo de copas. Tomamos tres San Francisco cada uno y charlamos durante un par de horas, yo intentando seducirla y a la vez descubrir si realmente sería capaz de despertar en ella suficiente interés como para hacerme su amigo o su novio, o alguien a quien ella pudiera ver con tanta confianza como para seguir mis consejos sin ser capaz de pensar hacia donde la dirigían. Con mi nula experiencia, deduje que me resultaría sumamente fácil hacerle creer que a pesar de las circunstancias en que nos habíamos conocido, yo me habría enamorado de ella y así, siendo un novio liberal, sin celos, pasarla a otros componentes de la organización para que probaran su valía. Me la llevé al Hotel por diez mil pesetas la noche, tal vez me la habría llevado igual sin pagar nada solo por la curiosidad al parecer insatisfecha hasta ese momento, de conocer una habitación de cinco estrellas.

    Lo que pasó en la habitación no creo necesario relatarlo detalladamente, lo dejo a la imaginación del lector, pero sí que por los servicios que debería realizar en la Agencia y el nivel donde se hallaba, vi que muchas lecciones debería yo de darle para alcanzarlo. Nunca había hecho un francés, el griego no sabía lo que significaba y cuando se lo expliqué puso cara de no saber que también entraba por detrás. Conmigo se comportó como una novia enamorada pero no como una puta que es en lo que debería convertirla. Hasta ese momento no entendí porque iba a percibir más de medio millón por cada captura. Sería un trabajo arduo convencerla de que su vida cambiaría a bien dedicándose a ser proveedora sexual y encima enseñarle lo que debería aprender y realizar de memoria y con cara de gozar como nunca con cada uno de sus futuros clientes. Así que decidí que debía convertirme en su novio, enamorarla y ganar tanto su confianza como para que lo que para ella hasta entonces era un pasatiempo, se convirtiera en el centro de toda su vida. Que viviera por y para la prostitución sin saber como había llegado hasta allí. Que aprendiera a hacer un buen francés y a ofrecer su dulce culito como una cueva en la que colmar los deseos de quien pudiera pagarlos.


    CONTINUARA

  3. #3
    Membresia 2 Estrellas Avatar de gurugú
    Fecha de Ingreso
    10 jul, 07
    Mensajes
    488
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    Re: Historias Para No Dormir

    Interesante relato, de verdad, esperaremos tu segunda parte, seguro que es tan interesante como estas.

    un abrazo

    gurugú

  4. #4
    Principiante
    Fecha de Ingreso
    26 feb, 08
    Mensajes
    9
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes
    impresionante documento

Temas Similares

  1. No puedo dormir!!!
    Por en el foro Me presento Forero
    Respuestas: 37
    Último Mensaje: 29/10/2009, 00:34
  2. A dormir que ya es hora
    Por en el foro Temas Generales
    Respuestas: 17
    Último Mensaje: 08/10/2009, 16:17
  3. Ultimos dias para enviar relato erotico para el concurso
    Por admin en el foro Temas Generales
    Respuestas: 2
    Último Mensaje: 29/01/2009, 15:01
  4. Historias de putas de puertos; dedicado (relato breve)
    Por priamo en el foro Temas Generales
    Respuestas: 13
    Último Mensaje: 11/12/2008, 19:23
  5. De monas, nogales, cáscaras y otras historias
    Por Richard Blaine en el foro Temas Generales
    Respuestas: 7
    Último Mensaje: 17/05/2008, 02:48

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
ForosX
Deseo, placer y discreción con las acompañantes más selecta . Déjate caer en la tentación y disfruta de la mejor experiencia con la escort de Barcelona de tu preferencia. Nuestras escorts son muy discretas y ofrecen el mejor servicio profesional. Dúplex, lésbicos y más de lo que puedas imaginar. No lo dudes y contacta con una de nuestras escorts de Madrid consigue una noche de pasión con una de nuestras escorts... Disfruta de los servicios sexuales que siempre has querido en diferentes ciudades; las mejores escorts en madrid o las escorts de Tarragona te están esperando. Querrás repetir una experiencia sexual como la que vivirás con nuestras chicas escorts Barcelona