Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 23

Tema: El aroma del placer, el hedor de la culpa

  1. #1
    Membresia 1 Estrella Avatar de zanshin
    Fecha de Ingreso
    22 oct, 08
    Ubicación
    La Catalunya optimista
    Mensajes
    33
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Abro este hilo para relataros una vivencia mía de hace poco, derivada de una experiencia con una escort (no voy a postear aquí la xp, puesto que ni este es el apartado correspondiente ni yo tengo todavía la estrellita de marras, quizá más adelante).

    Como decía, tuve un encuentro hace unos días con una escort madura, de la cual algo se ha hablado en este foro (no daré el nombre de la dama en cuestión ni entraré a detallar ni valorar su servicio, puesto que, insisto, esto no es una expe), y el día de la cita coincidió con el apogeo de un resfriado de narices, nunca mejor dicho ; puesto que tenía la nariz tan tapada que me era imposible percibir cualquier olor o sabor "") , y sólo notaba el olor o sabor de las cosas que había olido o comido al sonarme inmediatamente después. Bueno, pues llego a la cita, salgo al ruedo y disfrutamos conjuntamente la faena >fucky , y tras un beso en la mejilla y cerrarse la puerta, me sueno la nariz por enésima vez y... se encienden todas las alarmas en mis relajadas neuronas:

    El aroma a perfume de mujer invade mis fosas nasales, un aroma que se me hubiera antojado la puerta del cielo en otras circunstancias y que ahora subía directo como un afilado estilete hacia la región cerebral donde, presumiblemente, habita mi conciencia, ese extraño Pepito Grillo , al que había desoido én el momento de marcar el número del pecado en mi teléfono. El recuerdo de ese rostro, de ese cuerpo, de esas caricias cae fulminado por el terror que me invade al comprobar que he quedado totalmente impregnado de la esencia de mujer ajena, extraña, fatal, esencia que me delatará ante la parienta al llegar a casa. El aroma se convierte en hedor, hedor a culpa, que no ha logrado disipar siquiera la concienzuda ducha al saltar de la cama del pecado.

    No obstante lo atenazador de la situación, aún asfixia más mis neuronas la terrible incertidumbre que me produce esa inoportunísima congestión nasal, que antepone un muro casi infranqueable de mucosidad entre mis sentidos y la razón, ya que no percibo nada hasta que me sueno, y cada vez que intento despejar mi nariz, ese fatídico aroma invade mi sentido olfativo. Cada vez más, me voy preguntando si realmente he quedado tan pringado hasta el cuello o si se ha disipado ese hedor a culpa y solo permanece en mi tormentada imaginación; tormentada imaginación, visualizando los peores escenarios posibles a mi próxima vuelta a casa. Voy, en efecto, llegando, y me pregunto si la muestra de colonia de marca que llevaba en el bolsillo, ahora exhausta, habrá expulsado los demonios de mi epidermis.

    Intento convencerme de que, con un poco de suerte, así ha sido, cuando poco antes de llegar al portal, ese fatídico perfume de mujer madura, señal delatora inconfundible para cualquier otra mujer, reaparece con inusitada fuerza en mi tormentada nariz y apuñala mi espíritu. Me detengo, dirijo una mirada suplicante en derredor, y la luz del letrero luminoso del supermercado ilumina mi esperanza. Entro, adquiero un bote de desodorante en espray y salgo al parque de enfrente, eligiendo una zona poco iluminada y menos concurrida. Allí, proyecto con furia la sustancia desdorante contra mi ropa, contra mi piel, por dentro y fuera de la camisa. Una vez exhausto el bote y y exhausto mi dedo indice, decido afrontar sin más espera el decisivo momento del "hola, cariño, muacsss", con un nudo en el estómago, el corazón a 3000 rpm y cara de póker.

    Final feliz (para mí), a base de sangre fría y cuidado en que no quede rastro de la maniobra de desinfección de la dulce toxina sobre mi piel.

    Moraleja: ¡¡¡NO VAYAIS CON UNA ESCORT SI ESTAIS CONSTIPADOS!!!

    ¿Habeis pasado por alguna experiencia "aromática" de estas? Contad, contad...

  2. #2
    Membresia 4 Estrellas Avatar de Hipocrit
    Fecha de Ingreso
    12 jun, 07
    Ubicación
    50.630368,-1,933092 el 15/07/2010.15:06:57-16_29:13,4805 points
    Mensajes
    2,610
    Gracias
    641
    Agradecido 575 veces en 297 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Jo.......el bloqueo nasal es un problema muy habitual mío, por lo que siempre voy provisto de un nebulizador. Conozco muy bien la sensación percibir un olor en nuestra pituitaria alejada del pundo por una pared de mocos. Y entiendo tu sufrimiento aunque no lo he vivido en estas circunstancias.

    Mi problema fue de odores escatologicos en una reunion de negocios, que a pesar de una minuciosa higiene personal creía que procedían de mi, ya que antes había utilizado el servicio. Aunque los otros interlocutores no mostraron ningun síntoma de desagrado, yo estuve muy inquieto todo el tiempo.
    Estoy al 100% de acuerdo con lo que dices.


    Hoy estoy mas zumbado que ayer

  3. #3
    Marchito
    Guest

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Me huele a chamusquina.
    Me encanta el olor a chamusquina...huele a victoria !!

  4. #4
    Principiante
    Fecha de Ingreso
    15 oct, 09
    Mensajes
    3
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Ante las dudas, te pasas por una estación de servicio y te pringas de gasoleo. Sin manias.

  5. #5
    Membresia 4 Estrellas Avatar de hunter
    Fecha de Ingreso
    13 nov, 08
    Ubicación
    En el refugio de caza
    Mensajes
    1,011
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    ¿Seguro que era olor a culpabilidad? ¿No sería olor a 'joderqueestavezmepillaseguro'?

    Yo he olido ambos aromas y, aunque parecen el mismo, tienen trazas y matices que los hacen bien diferentes.

    Un saludo!

    Hunter... y su rifle

  6. #6
    paula barcelona
    Guest

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Yo lo sufrí al principio de trabajar como escort.
    Me consta que algunas compañeras también han pasado por ello.
    Creo que más que culpa, pueda ser remordimiento.
    Ese olor que no se va. Que nadie más que tú mismo puedes oler. Pero, huele...y cómo!

    En cualquier caso, es como probar la tónica por primera vez. Al principio sabe muy amarga.
    Pero...sigues pidiendo tónica.

    Sexo y tónica, incompatibles? comparables?

    Un día duro.

    Petonetssssssss

  7. #7
    Membresia 4 Estrellas Avatar de Hipocrit
    Fecha de Ingreso
    12 jun, 07
    Ubicación
    50.630368,-1,933092 el 15/07/2010.15:06:57-16_29:13,4805 points
    Mensajes
    2,610
    Gracias
    641
    Agradecido 575 veces en 297 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Sobre la tonica no te olvides:

    Que se sirva en vaso grande
    Que este bien fria
    Rodaja de limon
    Y un dedito (pulgar) de ginebra

    exactamente igual que el sexo
    Estoy al 100% de acuerdo con lo que dices.


    Hoy estoy mas zumbado que ayer

  8. #8
    Banned
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 07
    Ubicación
    Out Utero
    Mensajes
    3,227
    Gracias
    11
    Agradecido 17 veces en 13 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Cita Iniciado por zanshin
    Abro este hilo para relataros una vivencia mía de hace poco, derivada de una experiencia con una escort (no voy a postear aquí la xp, puesto que ni este es el apartado correspondiente ni yo tengo todavía la estrellita de marras, quizá más adelante).

    Como decía, tuve un encuentro hace unos días con una escort madura, de la cual algo se ha hablado en este foro (no daré el nombre de la dama en cuestión ni entraré a detallar ni valorar su servicio, puesto que, insisto, esto no es una expe), y el día de la cita coincidió con el apogeo de un resfriado de narices, nunca mejor dicho ; puesto que tenía la nariz tan tapada que me era imposible percibir cualquier olor o sabor "") , y sólo notaba el olor o sabor de las cosas que había olido o comido al sonarme inmediatamente después. Bueno, pues llego a la cita, salgo al ruedo y disfrutamos conjuntamente la faena >fucky , y tras un beso en la mejilla y cerrarse la puerta, me sueno la nariz por enésima vez y... se encienden todas las alarmas en mis relajadas neuronas:

    El aroma a perfume de mujer invade mis fosas nasales, un aroma que se me hubiera antojado la puerta del cielo en otras circunstancias y que ahora subía directo como un afilado estilete hacia la región cerebral donde, presumiblemente, habita mi conciencia, ese extraño Pepito Grillo , al que había desoido én el momento de marcar el número del pecado en mi teléfono. El recuerdo de ese rostro, de ese cuerpo, de esas caricias cae fulminado por el terror que me invade al comprobar que he quedado totalmente impregnado de la esencia de mujer ajena, extraña, fatal, esencia que me delatará ante la parienta al llegar a casa. El aroma se convierte en hedor, hedor a culpa, que no ha logrado disipar siquiera la concienzuda ducha al saltar de la cama del pecado.

    No obstante lo atenazador de la situación, aún asfixia más mis neuronas la terrible incertidumbre que me produce esa inoportunísima congestión nasal, que antepone un muro casi infranqueable de mucosidad entre mis sentidos y la razón, ya que no percibo nada hasta que me sueno, y cada vez que intento despejar mi nariz, ese fatídico aroma invade mi sentido olfativo. Cada vez más, me voy preguntando si realmente he quedado tan pringado hasta el cuello o si se ha disipado ese hedor a culpa y solo permanece en mi tormentada imaginación; tormentada imaginación, visualizando los peores escenarios posibles a mi próxima vuelta a casa. Voy, en efecto, llegando, y me pregunto si la muestra de colonia de marca que llevaba en el bolsillo, ahora exhausta, habrá expulsado los demonios de mi epidermis.

    Intento convencerme de que, con un poco de suerte, así ha sido, cuando poco antes de llegar al portal, ese fatídico perfume de mujer madura, señal delatora inconfundible para cualquier otra mujer, reaparece con inusitada fuerza en mi tormentada nariz y apuñala mi espíritu. Me detengo, dirijo una mirada suplicante en derredor, y la luz del letrero luminoso del supermercado ilumina mi esperanza. Entro, adquiero un bote de desodorante en espray y salgo al parque de enfrente, eligiendo una zona poco iluminada y menos concurrida. Allí, proyecto con furia la sustancia desdorante contra mi ropa, contra mi piel, por dentro y fuera de la camisa. Una vez exhausto el bote y y exhausto mi dedo indice, decido afrontar sin más espera el decisivo momento del "hola, cariño, muacsss", con un nudo en el estómago, el corazón a 3000 rpm y cara de póker.

    Final feliz (para mí), a base de sangre fría y cuidado en que no quede rastro de la maniobra de desinfección de la dulce toxina sobre mi piel.

    Moraleja: ¡¡¡NO VAYAIS CON UNA ESCORT SI ESTAIS CONSTIPADOS!!!

    ¿Habeis pasado por alguna experiencia "aromática" de estas? Contad, contad...

    Bueno yo si la he pasado aunque no con frecuencia, y la verdad, no ha sido necesario que padeciera un constipado. Reconozco que ese perfume impregnado ha hecho avivar esa mala conciencia que siempre me acompaña...antes y sobre todo después de una aventura putanesca. Con los años he aprendido a convivir con mi mala conciencia a pesar de la ansiedad que me produce en ocasiones según mi estado de ánimo...pero debo reconocer que mi mala conciencia con el tiempo se ha ido apiedando de mí y no me atormenta tanto.

    Con el perfume impregnado existe la solución de tener siempre a mano un frasco de colonia, la que te identifica...la que utilizas siempre...que no solo te ayuda a quitar el perfume del pecado sino que con su aroma anestesia tu mala conciencia y te transporta a tu otra realidad...esa que es aceptada y que no ocultas.
    Soy de la opinión, que las mujeres que se dedican a ofrecernos esos momentos tan neccesarios para nosotros, fueran un poco más discretas a la hora de perfumarse.

    No todo es el perfume, al menos en mi caso. Como buen aficionado a degustar el tequieromucho de las bellas (no todas..pero casi), mis glandulas gustativas quedan impregnadas del sabor de sus flujos. Estos tambien resucitan a mi puñetera mala conciencia...y a veces ya puedo hacer decenas de gárgaras mientras tomo la ducha post coito que no hay manera. Algunos se van con las horas, con un chicle o un malta, pero otros persisten y con ellos mi tormento. Lo peor de todo, lo que me parte el alma, es cuando llego a casa con ese sabor en mi boca...por que beso a mi mujer y a mis hijas sin quitarme de la cabeza que con esos labios, con esa boca, unas horas antes le comía el coño a la Belle Chandon....por poner un ejemplo.

    Yo es que estoy para que me encierren.

  9. #9
    Membresia 4 Estrellas Avatar de Hipocrit
    Fecha de Ingreso
    12 jun, 07
    Ubicación
    50.630368,-1,933092 el 15/07/2010.15:06:57-16_29:13,4805 points
    Mensajes
    2,610
    Gracias
    641
    Agradecido 575 veces en 297 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Cita Iniciado por Kaiser Sosé
    Cita Iniciado por zanshin
    Abro este hilo para relataros una vivencia mía de hace poco, derivada de una experiencia con una escort (no voy a postear aquí la xp, puesto que ni este es el apartado correspondiente ni yo tengo todavía la estrellita de marras, quizá más adelante).

    Como decía, tuve un encuentro hace unos días con una escort madura, de la cual algo se ha hablado en este foro (no daré el nombre de la dama en cuestión ni entraré a detallar ni valorar su servicio, puesto que, insisto, esto no es una expe), y el día de la cita coincidió con el apogeo de un resfriado de narices, nunca mejor dicho ; puesto que tenía la nariz tan tapada que me era imposible percibir cualquier olor o sabor "") , y sólo notaba el olor o sabor de las cosas que había olido o comido al sonarme inmediatamente después. Bueno, pues llego a la cita, salgo al ruedo y disfrutamos conjuntamente la faena >fucky , y tras un beso en la mejilla y cerrarse la puerta, me sueno la nariz por enésima vez y... se encienden todas las alarmas en mis relajadas neuronas:

    El aroma a perfume de mujer invade mis fosas nasales, un aroma que se me hubiera antojado la puerta del cielo en otras circunstancias y que ahora subía directo como un afilado estilete hacia la región cerebral donde, presumiblemente, habita mi conciencia, ese extraño Pepito Grillo , al que había desoido én el momento de marcar el número del pecado en mi teléfono. El recuerdo de ese rostro, de ese cuerpo, de esas caricias cae fulminado por el terror que me invade al comprobar que he quedado totalmente impregnado de la esencia de mujer ajena, extraña, fatal, esencia que me delatará ante la parienta al llegar a casa. El aroma se convierte en hedor, hedor a culpa, que no ha logrado disipar siquiera la concienzuda ducha al saltar de la cama del pecado.

    No obstante lo atenazador de la situación, aún asfixia más mis neuronas la terrible incertidumbre que me produce esa inoportunísima congestión nasal, que antepone un muro casi infranqueable de mucosidad entre mis sentidos y la razón, ya que no percibo nada hasta que me sueno, y cada vez que intento despejar mi nariz, ese fatídico aroma invade mi sentido olfativo. Cada vez más, me voy preguntando si realmente he quedado tan pringado hasta el cuello o si se ha disipado ese hedor a culpa y solo permanece en mi tormentada imaginación; tormentada imaginación, visualizando los peores escenarios posibles a mi próxima vuelta a casa. Voy, en efecto, llegando, y me pregunto si la muestra de colonia de marca que llevaba en el bolsillo, ahora exhausta, habrá expulsado los demonios de mi epidermis.

    Intento convencerme de que, con un poco de suerte, así ha sido, cuando poco antes de llegar al portal, ese fatídico perfume de mujer madura, señal delatora inconfundible para cualquier otra mujer, reaparece con inusitada fuerza en mi tormentada nariz y apuñala mi espíritu. Me detengo, dirijo una mirada suplicante en derredor, y la luz del letrero luminoso del supermercado ilumina mi esperanza. Entro, adquiero un bote de desodorante en espray y salgo al parque de enfrente, eligiendo una zona poco iluminada y menos concurrida. Allí, proyecto con furia la sustancia desdorante contra mi ropa, contra mi piel, por dentro y fuera de la camisa. Una vez exhausto el bote y y exhausto mi dedo indice, decido afrontar sin más espera el decisivo momento del "hola, cariño, muacsss", con un nudo en el estómago, el corazón a 3000 rpm y cara de póker.

    Final feliz (para mí), a base de sangre fría y cuidado en que no quede rastro de la maniobra de desinfección de la dulce toxina sobre mi piel.

    Moraleja: ¡¡¡NO VAYAIS CON UNA ESCORT SI ESTAIS CONSTIPADOS!!!

    ¿Habeis pasado por alguna experiencia "aromática" de estas? Contad, contad...

    Bueno yo si la he pasado aunque no con frecuencia, y la verdad, no ha sido necesario que padeciera un constipado. Reconozco que ese perfume impregnado ha hecho avivar esa mala conciencia que siempre me acompaña...antes y sobre todo después de una aventura putanesca. Con los años he aprendido a convivir con mi mala conciencia a pesar de la ansiedad que me produce en ocasiones según mi estado de ánimo...pero debo reconocer que mi mala conciencia con el tiempo se ha ido apiedando de mí y no me atormenta tanto.

    Con el perfume impregnado existe la solución de tener siempre a mano un frasco de colonia, la que te identifica...la que utilizas siempre...que no solo te ayuda a quitar el perfume del pecado sino que con su aroma anestesia tu mala conciencia y te transporta a tu otra realidad...esa que es aceptada y que no ocultas.
    Soy de la opinión, que las mujeres que se dedican a ofrecernos esos momentos tan neccesarios para nosotros, fueran un poco más discretas a la hora de perfumarse.

    No todo es el perfume, al menos en mi caso. Como buen aficionado a degustar el tequieromucho de las bellas (no todas..pero casi), mis glandulas gustativas quedan impregnadas del sabor de sus flujos. Estos tambien resucitan a mi puñetera mala conciencia...y a veces ya puedo hacer decenas de gárgaras mientras tomo la ducha post coito que no hay manera. Algunos se van con las horas, con un chicle o un malta, pero otros persisten y con ellos mi tormento. Lo peor de todo, lo que me parte el alma, es cuando llego a casa con ese sabor en mi boca...por que beso a mi mujer y a mis hijas sin quitarme de la cabeza que con esos labios, con esa boca, unas horas antes le comía el coño a la Belle Chandon....por poner un ejemplo.

    Yo es que estoy para que me encierren.
    Pregunto
    ¿Remordimiento por el delito cometido? Con uno mismo
    o ¿Miedo a ser descubierto y ser condenado al exilio?

    En mi caso cuando termine con el primero comence con el segundo.
    Estoy al 100% de acuerdo con lo que dices.


    Hoy estoy mas zumbado que ayer

  10. #10
    Membresia 2 Estrellas Avatar de Stodart
    Fecha de Ingreso
    08 may, 09
    Mensajes
    124
    Gracias
    1
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    Re: El aroma del placer, el hedor de la culpa

    Cita Iniciado por Kaiser sosé
    Lo peor de todo, lo que me parte el alma, es cuando llego a casa con ese sabor en mi boca...por que beso a mi mujer y a mis hijas sin quitarme de la cabeza que con esos labios, con esa boca, unas horas antes le comía el coño a la Belle Chandon....por poner un ejemplo.
    Siempre puedes decirle a tu esposa que vienes de tomar una mariscada con unos amigos, lo que sería una mentira parcial.

    Cita Iniciado por Kaiser sosé
    Yo es que estoy para que me encierren
    No te fustigues. Me imagino que más o menos todos padecemos nuestra particular locura.

Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo

Temas Similares

  1. Un verdadero placer
    Por Ubik en el foro Me presento Forero
    Respuestas: 16
    Último Mensaje: 11/03/2009, 19:47
  2. placer sin limite.....
    Por PLACER SIN LIMITE en el foro Transexuales
    Respuestas: 1
    Último Mensaje: 24/09/2008, 22:10
  3. Confirmado...ya le podéis echar la culpa a los genes.
    Por marien en el foro Temas Generales
    Respuestas: 25
    Último Mensaje: 11/09/2008, 12:01
  4. La culpa es de Indiana..
    Por Nando en el foro Me presento Forero
    Respuestas: 10
    Último Mensaje: 28/01/2008, 18:08
  5. 130 KG DE PLACER
    Por en el foro Escorts Independientes
    Respuestas: 13
    Último Mensaje: 18/10/2007, 17:52

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
ForosX
Deseo, placer y discreción con las acompañantes más selecta . Déjate caer en la tentación y disfruta de la mejor experiencia con la escort de Barcelona de tu preferencia. Nuestras escorts son muy discretas y ofrecen el mejor servicio profesional. Dúplex, lésbicos y más de lo que puedas imaginar. No lo dudes y contacta con una de nuestras escorts de Madrid consigue una noche de pasión con una de nuestras escorts... Disfruta de los servicios sexuales que siempre has querido en diferentes ciudades; las mejores escorts en madrid o las escorts de Tarragona te están esperando. Querrás repetir una experiencia sexual como la que vivirás con nuestras chicas escorts Barcelona