Página 1 de 7 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 64

Tema: La vida es bella... aunque la canción triste

  1. #1
    Membresia 4 Estrellas Avatar de cipoton
    Fecha de Ingreso
    02 jun, 06
    Ubicación
    ¿Donde coño está Itaca?
    Mensajes
    3,037
    Gracias
    64
    Agradecido 101 veces en 55 mensajes

    La vida es bella... aunque la canción triste

    Entremezclando los títulos de dos hilos abiertos recientemente en este foro... La vida es bella, aunque la canción triste.

    Permitidme que hoy interrumpa por unos instantes, la grandeza de los hilos abiertos y que con mis pobres letras, fruto de mi pobre educación, desentone entre tantos hilos llenos de gran cultura literaria. Pero me apetece escribir y con ello transmitir, a quien le apetezca leerme, mis sentimientos. Sentimiento, esta vez, de gran tristeza desde hace unos días al tener conocimiento accidental del devenir de la vida de la que hasta hace unos años fue una buena amiga mía.

    Como dice Watson, la vida es bella. Abrió un hilo con este título y, sí la vida es bella... aunque la canción triste. En el habló de una amiga suya que se planteó como recurso para resolver su dura situación económica, el dedicarse a la prostitución. La historia, la triste historia que ahora os narraré, va de una chica “de la nostra terra” estudiante (mala estudiante), con difíciles relaciones familiares y con mala capacidad para relacionarse socialmente, a la que alguien, quien, cuando y como lo desconozco, la introdujo en el mundo del escortismo haciéndole creer que a cambio de “algunas ligeras concesiones” superando esos falsos conceptos morales en que se basan nuestras costumbres, hallaría en él buenos amigos, se codearía con hombres importantes y, como no, ganaría importante cantidades de dinero. Y todo eso ¿a cambio de qué? De muy poco. Simplemente tratándolos como si todos fueran maravillosos, ya sean gordos, viejos, calvos, viciosos, desagradables o de que algunos podrían ser su abuelo. Todos maravillosos y, mientras ella les hacía un buen francés, o se revolcaba con ellos mientras les vendía sus encantos, ellos serían como su novio, aquel que nunca tuvo aunque cada día soñaba con él. En el fondo, ¿que diferencia hay entre echar un polvo con alguien con quien te apetece, lo deseas, que con un hombre que te da unos cuantos billetes? Tanto en un caso como en otro... es simplemente un polvo. La vida es bella. Y la de la escort, con mucho más dinero que la de la desgraciada dependienta de supermercado, con amigos importantes y, me repito, mucho dinero que obtendría de esos hombres que para seducir una bella mujer es lo que ofrecen, ya que otros atributos o cualidades... la vida es mucho más bella.

    La conocí como un cliente más. Fue una cita a ciegas precedida por múltiples aplazamientos y por una relación escrita, casi diaria. Conocí mucho antes su alma que su cuerpo. Y, aún así, cometí el error de querer ser su cliente. El día que por primera vez nos encontramos personalmente, descubrí que me gustaba más lo que día a día había ido descubriendo en sus palabras y en sus pensamientos, que su cuerpo. El polvo fue malo, tal vez lo idealizamos demasiado, yo esperaba recibir algo más que un buen francés y un buen trajineo. A ella, a ella tal vez le dí asco, debía esperarse un príncipe azul y se encontró con un sapo. Físicamente un sapo aunque con labia de príncipe.

    Pero el día a día, esas malditas costumbres que adquirimos. Esas necesidades emotivas que nos creamos, hizo que, a pesar del mal polvo, cada día mantuviéramos el contacto. Incluso un par de veces o tres compartimos mesa y afable conversación. ¿La quería?, ¿me daba pena?, ¿me rejuvenecía el hablar con ella?... nunca lo he sabido, nunca me lo planteé ni aún ahora me lo planteo ni lo entiendo, ni, por supuesto, me preocupaba. Cada día abría el mail ansioso de leer en él sus palabras. Esa era la simple realidad. La causa, los porqués, carecen de importancia.

    Poco a poco, y tal como le había augurado quien le abrió las puertas a este mundo, fue ganando amigos. Amigos que se apuntaron a darles consejos, algunos hasta le ofrecieron cobijo para huir de esa nefasta vida con los suyos, que a pesar de ser de su misma sangre, nunca la entendieron y nunca compartieron sus sueños de salir de una monótona vida de chica normalilla y ser una mujer bien vestida, con ropas y complementos de las mejores marcas con los que recorrer lugares de alta alcurnia y destacar, como si de una Top Model se tratara, o como un personaje famoso y pudiente fuera. Sus nuevas amistades la ayudaron dándola a conocer en buenos ambientes, recomendando los buenos servicios que prestaba, su gran clase, su belleza... La vida es bella.

    Mira si es bella la vida que, encontró su verdadero amor en uno de sus clientes. Con él descubrió algo que hasta ahora nunca había conocido, que un beso, cuando hay sentimiento, llega al alma; que una caricia te eriza el cerebro; que una cosa es echar un polvo y otra muy distinta, hacer el amor. Quien tan buen futuro le auguró si se hacía escort tenía mucha razón. Unos buenos ingresos, aunque ahorrar se le hacía difícil porque esas dichosas marcas son carísimas y ¿como iba a ir envuelta siendo quien era en trapos baratos?. Muy buenos amigos, algunos importantes, a los que nunca en su vida anterior aburrida y mediocre habría conocido y... el AMOR, así con mayúsculas. Un amor con un hombre bastante mayor que ella, pero con un buen coche y, aparentemente (sí, digo bien, aparentemente) con una situación económica desahogada.

    Nunca entendí como si era cierto que se amaban y él tenía la vida resuelta, aún permitía que ella siguiera siendo prostituta. Nunca lo entendí y casi me atrevería a decir que ella tampoco. No es celoso y me respeta. Esa era la única explicación cuando yo le decía que cuando se ama a alguien de verdad te duele que otro hombre le toque un solo cabello con intención libidinosa y que nadie normal soportaría saber que esa persona que amas, se la chupa a dos o tres cada semana como mínimo y que entran en ella a cambio de algo de dinero. Pero según ella por respeto aceptaba que ella se dedicara a “eso” como una prueba de amor.

    Con novio y con tanto amigo buen consejero que la ensalzaban y animaban a seguir en el oficio, yo, poco a poco fui convirtiéndome en ese amigo incómodo que reflejaba en mis palabras y en mis escritos esa otra realidad menos maravillosa. Yo era la parte amarga que le recordaba que hay mucha mentira, mucha falsedad e intentaba que ella distinguiera entre los buenos sentimientos y la adulación interesada. Los otros amigos... ¡que bien le sonaban a ella sus bellas palabras!. Y del novio que decir, amor intenso, un par de veces a la semana él le entregaba su amor intenso en la cama de hotel pagado por ella, aunque, esto último era algo intrascendente porque, aunque fuera ella la que pagaba... él la amaba de verdad, con toda su alma y no era celoso. Se habían dado un año a prueba y si todo iba bien, se retiraba e iniciarían una vida normal de pareja. Tal vez me equivoqué, tal vez no supe entender la situación de una forma constructiva. Quizá debí permanecer cerca de ella y no lo hice, a pesar de ser el amigo poco amable, quizá en lo que decía algo de razón había. No lo sé, el hecho fue que decidí tirar la toalla y dejarla disfrutar de su vida con su novio y sus buenos amigos que la adoraban.

    Pasaban los meses, pasaron los años y yo, cuando la seguía viendo anunciada en cuantas páginas escorts consultaba, más me sorprendía. Tanto me sorprendía que, un día le envié un mail dándome a conocer para preguntarle que si habían roto con el novio. Su respuesta me resultó desconcertante. Seguían juntos y él cada día la amaba. Ahora vivían juntos en un piso que ella había alquilado (y que pagaba con el dinero que ella ganaba). Pero como él no era celoso y además la respetaba... ella seguía de escort aunque había perdido a casi todos sus amigos (sí aquellos tan dispuestos a ayudarla) porque ya no hacía ningún servicio sin cobrar porque así se lo exigía su novio.

    A finales de este verano desaparecieron todos sus anuncios. Yo, al ver que esta situación se iba alargando y, a pesar de hacer mucho tiempo que no estábamos en contacto, me dirigí a ella para preguntarle si estaba bien. Su respuesta me alegró, finalmente dejaba el mundo de la prostitución. Mucho más tarde de lo que ella tenía previsto pero, al fin, llegó el día. La felicité (dentro de mí sentí una gran alegría) y le deseé que finalmente su vida la lleve allá donde realmente ella quiera ir.

    Aunque la canción es triste.

    Hay un dicho entre puteros que dice que todas, más tarde o temprano, pero que todas vuelven. Y así fue en su caso. Pocos meses duró mi alegría, y supongo que la suya ya que de nuevo y con una tarifa menor vuelve a aparecer en las páginas de escort.

    La canción es triste. Tras muchas dudas la llamo y le pregunto que es lo que ha pasado para que haya durado tan poco su retirada. Rompe a llorar y yo, aunque me juré nunca más volverla a ver, la invito a tomar un café para escucharla y ofrecerle mi hombro como consuelo.

    La vida es bella... aunque la canción es triste. La vida en pareja con ese novio que tanto la amaba duró lo que duraron las reservas económicas que ella fue acumulando. El pudiente novio, aparte de ese inmenso amor que tanto le demostraba, sobre todo en la cama, aportó a la pareja un coche (un gran coche comprado a plazos), y deudas. Cetelem, Cofidis, Citybanc... claro que tanta deuda no era por culpa de él, fue el dinero que invirtió para conquistarla y demostrarle que era un hombre pudiente.

    La canción es triste... Ella, ahora con unos cuantos años más, sin ilusión ni esperanzas, envejecida por los sufrimientos (quizá más de lo que a su edad corresponde), vuelta a empezar sin un puto céntimo y con la premura de que hay que pagar el alquiler de aquí unos días. Suerte que en el Monte de Piedad puede empeñar alguna joya aunque sean de poco valor sirven para sacarla del apuro. La canción es triste... la vida es bella.

    A ti aunque nunca lo leerás.

  2. #2
    Membresia 3 Estrellas Avatar de volitans
    Fecha de Ingreso
    24 feb, 08
    Mensajes
    700
    Gracias
    0
    Agradecido 2 veces en 2 mensajes

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Por lo que cuentas se les murió el amor y la visa, de tanto usarlos.

  3. #3
    Guest

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Uf,Cipo,el contrapunto...y eso,que el hilo de la vida es bella,lo envuelvo en interrogantes para que cada un@ diga la suya.
    Dura,durísima história...canción amarga.
    El tiburón se devora al pezqueñín hasta sorberle el tuétano,meditadamente y sin compasión,como tú dices Cipo,canción triste.
    A veces,a los Pepito Grillo de turno (entre los que me incluyo,y hablo por el caso de mi amiga),no se nos escucha,diría más,estorbamos,molestamos...y somos relegados a un segundo plano...
    Este es un peligro al que todas las escorts están expuestas,al hecho de que álguien,sin escrúpulos,les haga ver "una irreal vida bella"...una "falsa estabilidad"...un "falso estatus"...y mientras,los tiburones van follando por la cara,y mientras,los energúmenos estafadores van follando gratis,y a su vez desplumandolas.
    Triste,Cipo,muy triste.
    La condición del ser humano es deplorable,sobretodo si hay sexo y dinero en juego...
    ¿You'll never walk alone?...Ellas,normalmente caminan solas,y estan expuestas a caer en este tipo de estafas...lo malo es que también rechazan a las personas que intentan abrirles los ojos,tal y como antes te decía...
    Yo,a veces,intento ponerme en su piel,analizo...y saco mis conclusiones:
    Si ahora no tengo nada,más que deudas,y me encuentro un parlanchín que me seduce,me engatusa,me ciega...dice que me ama,y tal y tal...caigo como cualquiera...y me dejo llevar...hasta que viene la hostia.
    Esto es lo lógico en situaciones desesperadas,y tu amiga no será ni la primera ni la última en caer.Este es el día a día de las escorts...un bocado apetecible en medio del océano,rodeadas de tiburones al acecho...y ya se sabe,cuando estos bichos huelen sangre...
    Mi amiga,de momento,ha "rehecho" su vida,con pinzas...pero no me inspira mucha confianza el maromo de su marido,con lo que es cuestión de tiempo la recaída,y no se que le deparará su futuro.
    La diferencia entre nuestros casos,Cipo,es que tú conociste a tu amiga cuando ella ya estaba dentro del Escorteo,y yo a la mía la conozco desde hace muchos años,y jamás ha circulado por esos caminos....pero sí que hay algo que las une...están igualmente expuestas ante los depredadores.
    ¿La vida es bella?...Pues eso dependerá del argumento que cada un@ tenga en ella...

    Saludos Cipo,como siempre,todo un placer...

    Watson

  4. #4
    Guest

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Leí el post anoche, no contesté pero ahora me apetece dejar una observación. Una persona es hija de sus decisiones, de sus pequeñas opciones en el día a día y suele encontrarse, al cabo de un tiempo, en el lugar al que todas estas opcions la van llevando.

    No hay determinismo que valga, la vida está hecha para pelear por la felicidad y nuestros ratitos de alegrías. Y las decisiones tomadas muchas veces nos persiguen el resto de nuestros días.

    Puede ser triste si conoces a la persona y te has implicado en su historia, pero la responsabilidad es individual.

    No quiero ser cruel, así que mejor me callo y dejo que el hilo siga por caminos más optimistas y solidarios.
    Saludos,
    Darwin

  5. #5
    Banned
    Fecha de Ingreso
    19 sep, 07
    Ubicación
    Out Utero
    Mensajes
    3,227
    Gracias
    11
    Agradecido 17 veces en 13 mensajes

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    La vida está llena de canciones tristes por que los seres humanos somos unos saqueadores de almas despreciables.

    La vida es una repetición constante y despiadada de la cual algunos humanos tienen la capacidad de sustraer unos segundos de paz interior a los que denominamos, felicidad.

    Gracias por compartir esta canción triste Cipo.

  6. #6
    Membresia 3 Estrellas
    Fecha de Ingreso
    16 jul, 06
    Mensajes
    828
    Gracias
    0
    Agradecido 6 veces en 6 mensajes

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Opino como Darwin.

    y respecto a esto:

    "lo malo es que también rechazan a las personas que intentan abrirles los ojos,tal y como antes te decía..."

    A mi manera de ver NO hay que intentar ayudar a nadie que no quiera ser ayudado.

    Ignoro en qué contexto Cipo intentó ayudar a esta mujer, pero tal y cómo lo explica no creo que ella le hubiera pedido ayuda (sin minusvalidar sus intenciones que no me cabe duda son loables)

    Habria que hacer una autocrítica en cuál es el objetivo cuando se intenta ayudar a alguien que no lo pide. ¿es realmente altruista la intención? ¿o es porque se proyectan frustraciones o vacios?

    Ella podía elegir, y eligió equivocarse, es su responsabilidad.

  7. #7
    icaro69
    Guest

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Cita Iniciado por DARWIN
    Leí el post anoche, no contesté pero ahora me apetece dejar una observación. Una persona es hija de sus decisiones, de sus pequeñas opciones en el día a día y suele encontrarse, al cabo de un tiempo, en el lugar al que todas estas opcions la van llevando.

    No hay determinismo que valga, la vida está hecha para pelear por la felicidad y nuestros ratitos de alegrías. Y las decisiones tomadas muchas veces nos persiguen el resto de nuestros días.

    Puede ser triste si conoces a la persona y te has implicado en su historia, pero la responsabilidad es individual.

    No quiero ser cruel, así que mejor me callo y dejo que el hilo siga por caminos más optimistas y solidarios.
    Saludos,
    Darwin
    Discrepo abierta y honestamente, Charles.

    Una persona de entrada es un accidente.

    Una casualidad, un capricho de la genética.

    Una persona es un proscrito de la fortuna o la enjundia más insoportable de la cuna que la vió nacer.

    Unos nacen con el pan bajo el brazo, otros con los panes invisibles y una inmensa mayoría que no conocemos con el pan afanando al agua su espacio vital, su aire... su propia existencia no siembra porque la creencia de justicia ni es contemplada, ni es compartida.... no hay peor dolor que el desconocimiento de que una semilla engendra tanto lo maravilloso como el horror. Y la harina, no existe allí donde los sueños no desean despertarse porque no creen ni crean durmiendo en paz.

    Desde el momento en que nos traen a éste mundo no somos hijos de nuestras decisiones sino padres de nuestros temores.

    Unos porque las circunstancias de su infancia, de su adolescencia, del resto de sus días no dejan de ser una cienaga de donde jamás podrán escapar.

    Unos porque maman el odio y la ira de su propia sangre para con los de su misma tierra, por un trozo de tierra sin su hermana sangre.

    Otros porque tararean viejas canciones envueltas de medias mentiras a verdades eternas, que sólo enfatizan las bondades del "do" y la maldad del "sol".

    Si hablamos del orden mundial, ese caos es perfectamente diametralmente opuesto a la jerarquía de una decisión:

    Existen cientos de millones de humanos que no tienen opción. Casi ninguna.

    Sus decisiones carecen de rumbo, de cruce, de futuro.

    Están sujetos al yugo, a la cruz, al porvenir y quizás al ataúd de su senilidad a los cuarenta.

    Esperanza de vida, suena gracioso.

    En la vieja Europa, en el mundo "occipital", suena hasta cansino... rozar un centenario de historias, leyendas, nietos y obras.

    En el resto de ésta tierra, las decisiones no variarán el riego sanguíneo, la cábala de una mina antipersona, de una guerra por coltan o una caminata de cuarenta kms para una vasija de agua embarrada.

    Aquí, las decisiones, nos llevan a un lugar donde existe una palabra única: futuro. Bueno o malo, feliz o pésimo.... pero con un camino que sostenga el lastre de nuestros pasos.

    Y sí, nuestros hijos, a los que les dimos la oportunidad de seguir creando con la alevosía del infortunio o el buen fario juegan con ventaja. Saben a que sabe el pan.

    Sé, perfectamente a que te referías, Charles.

    Y estoy diametralmente en contra a que la causa-efecto sea una elección de probabilidades en la que los actos humanos redunden en nuestro propio favor o perdición.

    Creo en la suerte. En la buena y en la mala.

    En el azar. En el capricho del destino.

    Porque de él nacimos al vientre de nuestra madre.

  8. #8
    icaro69
    Guest

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Cita Iniciado por Kaiser Sosé
    La vida está llena de canciones tristes por que los seres humanos somos unos saqueadores de almas despreciables.
    Imagina éste mundo Kaiser, imagina el día en que los desalmados recapaciten transformarse en caníbales.

  9. #9
    paula barcelona
    Guest

    !

    Ésta es una canción que he escuchado otras veces.
    Cambia el ritmo de fondo, pero la melodía, es la misma.
    Estoy con Marien y Darwin, en lo referente a la toma de decisiones. Somos responsables, cada uno, de las que tomamos.
    Algunas buenas, otras pésimas. Unas apenas influyen en nuestras vidas, otras las cambian por completo.

    Cuando recibo llamadas o mails de chicas que quieren comenzar a ejercer el noble oficio de la prostitución, siempre
    les formulo unas cuantas preguntas de rigor. Para, sin que apenas se note, hacerles comprender que éste no es un camino de rosas.
    Como no lo es en ningún otro caso. Todos los trabajos tienen sus inconvenientes.
    Y los novios son un gran inconveniente en este trabajo. O, por lo menos, ésa es mi percepción.
    La experiencia ajena, me dice que novios y escorting no funcionan, prácticamente, en nigún caso.
    Los hay, pero no son lo mismo. Son relaciones, en su mayoría, llenas de incertidumbres, de miedos, de celos.
    De pensar qué, él sí tiene celos a pesar de haber jurado que no es celoso en absoluto.
    De sospechar que cuando ella llega a casa, no tiene ganas de mimitos, porque ya se los dio a otros.
    Tampoco estaría de acuerdo con la decisión salomónica de que si ya somos novios, te retiras.
    Ella debe retirarse cuando ella quiera, y así lo haya decidido.
    Es un camino demasiado difícil. Valientes quienes lo emprendan. Yo me quedo en mi huequecito, arrullada con besos robados,
    y entre almohadones cálidos y mullidos.
    El Amor, se me antoja demasiado grande para mí. Creo, sinceramente, que está sobrevalorado.
    Pero sólo es mi opinión. Imagino que basada en mi propio bagage por un lado y por las experiencias traumáticas, que han vivido
    otras compañeras.
    Desconozco si es bella la vida y triste la canción...o al revés.
    En cualquier caso, queda vivir y cantar.
    ¡Que no es poco!

    Paula

  10. #10
    Celentano
    Guest

    Re: La vida es bella... aunque la canción triste

    Vaya, vaya Cipo.

    Por otra parte, ninguna sorpresa. Estaba escrito.

Página 1 de 7 123 ... ÚltimoÚltimo

Temas Similares

  1. Descanse en paz
    Por Simunet en el foro Temas Generales
    Respuestas: 491
    Último Mensaje: 31/08/2016, 03:09
  2. ¿La vida es bella?...
    Por en el foro Temas Generales
    Respuestas: 246
    Último Mensaje: 24/01/2010, 13:35
  3. estoy muy triste!!! ayuda camaradas puteros
    Por miss_lioness en el foro Temas Generales
    Respuestas: 38
    Último Mensaje: 17/03/2008, 16:15
  4. La vida es bella
    Por ZZZ04 en el foro Temas Generales
    Respuestas: 11
    Último Mensaje: 24/07/2007, 16:36

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
ForosX
Deseo, placer y discreción con las acompañantes más selecta . Déjate caer en la tentación y disfruta de la mejor experiencia con la escort de Barcelona de tu preferencia. Nuestras escorts son muy discretas y ofrecen el mejor servicio profesional. Dúplex, lésbicos y más de lo que puedas imaginar. No lo dudes y contacta con una de nuestras escorts de Madrid consigue una noche de pasión con una de nuestras escorts... Disfruta de los servicios sexuales que siempre has querido en diferentes ciudades; las mejores escorts en madrid o las escorts de Tarragona te están esperando. Querrás repetir una experiencia sexual como la que vivirás con nuestras chicas escorts Barcelona