Página 1 de 10 123 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 92

Tema: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

  1. #1
    Membresia 1 Estrella Avatar de Valia
    Fecha de Ingreso
    16 feb, 10
    Mensajes
    23
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Un post para todas aquellas que alguna vez han imaginado locuras semejantes. Que sepan que la idea puede funcionar, que es divertido, excitante y una experiencia inolvidable. ¡Y seguro que él estará encantado con la sorpresa! Aquí os dejo un resumen de mi experiencia:

    Como todos los sueños, éste empezó con una intuición que fue tomando cuerpo con el tiempo. Buceando por mundos desconocidos, la casualidad la puso a ella en mi camino y acepté el reto. Así nace Valia, y la cita queda concertada.

    Por delante casi dos semanas para que la decisión se traduzca en detalles, se materialice cada mañana en el olor de un cuerpo y el reflejo de mi propia imagen ante el espejo. Nunca antes había practicado el sexo lésbico, ni tríos de ninguna clase, ni intercambios de pareja. Él no sabía nada y no tenía intención alguna de decírselo. Las sorpresas se preparan despacito. Una locura, “dulce locura”, como me dijo ella.

    Sí, dos semanas en las que ella ya estuvo en mi cama antes de conocerla, días inundados de detalles eróticos, de silencios, de sueños. En la cama, en la ducha, al preparar la cena, al recoger a los niños o con cada sonido del móvil. La cabeza siempre en otra parte…

    Y cada noche, al hacer el amor, él veía en mis ojos esa luz que me delata, esa mirada que muestra los engranajes de mi cerebro en movimiento. Y ese brillo ya tenía nombre: Rocío. Ya había anticipado todas las posibilidades, cada una de las posturas, todos los roces. La había desnudado, acariciado, besado y soñado, siempre con él. Y cada una de esas imágenes encendían mi deseo al más mínimo roce.

    Se acercaba el día. Mientras hacíamos el amor le conté a él mis fantasías con una chica llamada Rocío. Quedó la duda de si esa figura era real o imaginaria, pero le volvieron loco aquellos detalles tan precisos susurrados al oído. Sospechaba, intuía y aceptaba el envite con paciencia.

    Pero ¿Cómo abordar la cuestión? ¿Cómo le dice una a su marido que tiene una cita con otra mujer esa tarde y que espera que él se sume a la fiesta?

    Cuando le convoqué en un hotel a medio día creyó que ahí acababa la sorpresa. Estrenamos la habitación ante el espejo sin deshacer la cama. Mientras comíamos un mensaje de Rocío anunciando que estaba en camino desveló el misterio. Entender que era real le provocó un buen susto, os lo prometo.

    Y Rocío llegó. Un mago paró el tiempo y apagó las luces. Empezó la función, con un único espectador privilegiado y un escenario de ensueño.

    Los sentidos pierden el norte, no hacen pie, se desvanecen, se evaporan… Y como un gas noble lo llenan todo, lo saturan de éxtasis, de nervios contenidos, de anticipación. Roce de pieles desconocidas, olores que penetran, que fijan por siempre el recuerdo de un sabor, de un contacto, de un momento que no existió en el tiempo porque parece que nunca fue. Todo es un sueño, de los que se palpan y permanecen, más real que muchas otras cosas, pero sobre todo, ante todo, único, fuera del tiempo y de sus ataduras, fuera de la rutina y de las convenciones.

    Tan sólo tres personas adultas disfrutando del sexo con atención y cariño. Hubo tiempo para todo, nadie miró el reloj y el placer marcó los ritmos y las atenciones. Las mieles de Safo saben dulces, ahora ya lo sé.

    Así que una muy buena experiencia, con varios personajes que supieron aportar su genio al sueño, y unos escenarios bien escogidos.

    Rocío es un encanto y una buena persona, además de tener un cuerpo precioso, gestos de chica lista y ser una profesional excelente. Si quedas con ella, mira dentro del cascarón: hay vida ahí dentro y merece atención (porque para el buen sexo también debe jugar el cerebro).

    Valia es sólo una aventurera, un tanto alocada a veces, pero muy feliz de seguir viajando y llegar a Ítaca cada tarde.

    Él es inteligente y brillante, valiente para aceptar un reto y disfrutar con ello. Y por supuesto, capaz de excitar hasta la última neurona de mi cerebro, de erizar cada centímetro de mi piel.

    El ambiente, el hotel, la luz, la temperatura, los perfumes, todo excelente. Un poco de calor al final, pero con eso ya contábamos…

    Así que para aquellos que gozan con los números, sólo decir que todos los factores se dieron para que la experiencia tenga un 10. Que se lo lleve Rocío el sobresaliente, es la que más lo merece por jugar sola en campo contrario. Me reservo los acontecimientos del resto de la tarde-noche, y de los días que siguieron al encuentro. De ese rato, nos quedará por siempre el recuerdo de un aroma: el que dejó su piel en mis dedos, mezcla de perfume e intimidad.


    VUELVE

    Vuelve muchas veces y tómame
    sensación amada, vuelve y tómame –
    cuando se despierta la memoria del cuerpo
    y un viejo deseo cruza de nuevo por la sangre:
    cuando los labios y la piel recuerdan
    y sienten las manos como si volvieran a tocar.

    Vuelve muchas veces y tómame en la noche
    Cuando los labios y la piel recuerdan…

    C.P. Cavafis

  2. #2
    Banned
    Fecha de Ingreso
    30 sep, 09
    Ubicación
    En una galaxia muy lejana.
    Mensajes
    4,132
    Gracias
    76
    Agradecido 60 veces en 54 mensajes

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Muchas felicidades, me has recordado a laparte femenina del gran icarox por tus maneras, siempre la vella Rocio excelente.

  3. #3
    teo
    teo está desconectado
    Membresia 4 Estrellas
    Fecha de Ingreso
    06 feb, 06
    Mensajes
    2,845
    Gracias
    305
    Agradecido 244 veces en 182 mensajes

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño


  4. #4
    Guest

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Un saludo, Valia.

    Andaba sesteando por el foro y he leído tu relato. Me ha gustado. Como ves, nada de particular, los lujos gustan a cualquiera. Y no es desmerecer el señalarlo. Se trata, sencillamente, de tener algo de buen gusto.

    Supongo que Rocío es la forera. Es importante el dato. Porque cuando estoy con una mujer preciosa, ella lo es, como absolutamente todas las mujeres con las que he estado, ya ves, Valía, soy un tipo afortunado, si me autorizan a ello garabateo uno de mis descerebrados cuentos, la pura tontería, siempre en agradecimiento al soportarme.

    No me gusta contar intimidades y no por ir de fino, yo soy un autentico tipejo como lo pueden asegurar todas las mismas mujeres hermosas con las que he estado, sino por egoísmo, puro y concentrado egoísmo, el que te permite apreciar que la intimidad es un juego que se disfruta sin contarlo a terceros.

    Y me pillas con el pie cambiado, solo te quería decir eso. Porque esa reserva que yo creía absoluta veo que, como toda regla, tiene una excepción. No otra que la sorpresa de notar mis ganas de comentar a una mujer que responde por Valía las agradables sensaciones de estar con una mujer. Mujer a la que ambos calificamos de preciosa.

    Y aunque sé que las sensaciones han sido diferentes, o quizás no, a saber, que esto del sexo y las emociones es complejo y mi pobre neurona bastante trabajo tiene con mantenerme en pie, nada hablaremos de ello, porque estoy seguro de tu excelente buen gusto, como acredita la elección, y sobre todo al hecho de que la intimidad, en este especial caso, se disfruta a tres.

    ¿Y con cuatro o más? Bueno, Valia, eso ya es una exageración. Un puro deporte donde los espectadores, la parte más importante, participan en él. No lo practico, cosas de mis lumbares. Los años, como la FontVella, no pesan pero agotan.

  5. #5
    Membresia 3 Estrellas
    Fecha de Ingreso
    16 jul, 06
    Mensajes
    828
    Gracias
    0
    Agradecido 6 veces en 6 mensajes

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    ¡Caray!
    ¡qué casualidad!

    C.P. Cavafis es uno de mis poetas favoritos ( de los poco que conozco, las cosas como son)

    Felicidades Valia!!!!

  6. #6
    Membresia 1 Estrella Avatar de Valia
    Fecha de Ingreso
    16 feb, 10
    Mensajes
    23
    Gracias
    0
    Agradecido 0 veces en 0 mensajes

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Cita Iniciado por Dark Vaider
    Muchas felicidades, me has recordado a laparte femenina del gran icarox por tus maneras, siempre la vella Rocio excelente.
    Ícaro, uno de los varios de por aquí a los que me gustaría ponerles una mirada y una historia, ver que zapatos llevan cuando recogen a su hijo en el colegio y qué libros desconocidos guardan en su biblioteca. Un cumplido habértelo recordado, como a muchos en este rincón me gustan los silencios que Ícaro deja entre letra y letra.

    Cita Iniciado por Gerundio
    No otra que la sorpresa de notar mis ganas de comentar a una mujer que responde por Valía las agradables sensaciones de estar con una mujer. Mujer a la que ambos calificamos de preciosa.
    ¿Las sensaciones de estar con una mujer? Se mezclaron muchas cosas esa tarde, y todavía no he desenredado los hilos. Sensaciones de la cabeza, del cuerpo y del alma, bien mezcladitas y revueltas en un rincón.
    Me encantó encontrar un volumen distinto al que mis manos están tan acostumbradas. Me sorprendió la caricia, el tacto y la suavidad de una piel cuidada y depilada distinta de la mía. Increíble estar tres compartiendo una cama sin tiempo. Navegamos por mundos recónditos, doblando por curiosidad las esquinas más alejadas del camino. Y como todo viaje tuvo sus descubrimientos, sus confirmaciones, sus postales para el recuerdo y su declaración de intenciones. Y como no, la evidencia de que nos queda mucho camino por delante, siempre con una sonrisa…


    Cita Iniciado por marien
    ¡Caray!
    ¡qué casualidad!

    C.P. Cavafis es uno de mis poetas favoritos ( de los poco que conozco, las cosas como son)

    Felicidades Valia!!!!
    Cavafis, sí, todo un placer que personalmente debo a Lawrence Durrell. Lástima que el tipo era meticuloso y la producción fue corta. O tal vez sólo fue que en Alejandría había demasiadas ocupaciones alternativas, en ese caso, bien por él.

  7. #7
    Guest

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Cita Iniciado por Gerundio
    No otra que la sorpresa de notar mis ganas de comentar a una mujer que responde por Valía las agradables sensaciones de estar con una mujer. Mujer a la que ambos calificamos de preciosa.
    ¿Las sensaciones de estar con una mujer? Se mezclaron muchas cosas esa tarde, y todavía no he desenredado los hilos. Sensaciones de la cabeza, del cuerpo y del alma, bien mezcladitas y revueltas en un rincón.
    Me encantó encontrar un volumen distinto al que mis manos están tan acostumbradas. Me sorprendió la caricia, el tacto y la suavidad de una piel cuidada y depilada distinta de la mía. Increíble estar tres compartiendo una cama sin tiempo. Navegamos por mundos recónditos, doblando por curiosidad las esquinas más alejadas del camino. Y como todo viaje tuvo sus descubrimientos, sus confirmaciones, sus postales para el recuerdo y su declaración de intenciones. Y como no, la evidencia de que nos queda mucho camino por delante, siempre con una sonrisa…

    [/quote]



    Me llamó la atención la forma elegante de expresarte. Nada más, que no es poco.

    Leí una experiencia en otro foro de una situación idéntica, un trío de una pareja con una chica. Lo relataba la chica de la pareja, como en tu caso. Un puro y duro tratado de ginecología, urología y obstetricia sin concesiones a la galería, tres asignaturas que aprobaría con sobresaliente si estudiara medicina. Una perdida para la ciencia. Nada a reprochar, cada uno cuenta sus cuentos como le apetece. O puede. O quiere y no puede.

    Pero siempre he pensado que la elegancia, la autentica elegancia, uno la nota sobre todo al contemplar un cuerpo desnudo, y no me refiero a unas concretas medidas y formas sino a las sensaciones que ese cuerpo produce. De ahí que el refranero, equivocadamente, sentencie eso de “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda” cuando en realidad debería decir “Aunque la mona se desvista de sus sedas, mona se queda”. En mi caso, mono, de primate. Aunque en mi descargo te puedo afirmar que, aunque para su horror algunas damas me han visto desnudo, siempre he tenido el detalle elegante y de buen gusto de impedir que me observaran en calzoncillos y con los calcetines puestos. Es de lo poco que se para mantener la libido de quien ha decidido aceptarme como pareja.

    Y cuando me cuentan un cuento como el que tu relataste, esa elegancia que aprecio y que tanto se olvida en los relatos a mi me excita, me excita mucho, pero no me hagas caso, además de ser un descerebrado últimamente ando algo cansado. Será esa crisis de la que todo el mundo habla y que, por fin, me ha tocado. Tocado, pero no hundido, todavía quedan muchas jugadas y estoy seguro que gano la partida. La encuentro poco elegante, la crisis, naturalmente. Aunque algunos impresentables me la intenten vender disfrazada con sedas y retales.

  8. #8
    icaro69
    Guest

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Cita Iniciado por Valia
    Cita Iniciado por Dark Vaider
    Muchas felicidades, me has recordado a laparte femenina del gran icarox por tus maneras, siempre la vella Rocio excelente.
    Ícaro, uno de los varios de por aquí a los que me gustaría ponerles una mirada y una historia, ver que zapatos llevan cuando recogen a su hijo en el colegio y qué libros desconocidos guardan en su biblioteca. Un cumplido habértelo recordado, como a muchos en este rincón me gustan los silencios que Ícaro deja entre letra y letra.
    Siempre camino descalzo. Siempre.

    Cuando me confundo entre la chiquillería, nadie me ve y ahí me siento como pez en el aire. Libre de espíritu, que hoy por noche el alma tiene madre plena, rotunda, llena y eterna.... Como esos renacuajos que de la inocencia y crueldad crecen en un mundo con demasiadas nubes y sólo dos lunas; y por momentos alcanzan cotas de pronta liberación. Sus pasitos ya se encargarán de comprarles unos zapatos viejos y usados.... que los pasos, cautelosos y osados, nunca se quedan cortos, atrás.

    He de confesarte que Rocío, es hermana de sangre, empezamos siendo hermanos de leche.... leche caliente, recíproca y merengada; calostros que juguetearon entre los muslos y la nuca y acabaron en la diana de esa belleza invisible a la altura y a mano izquierda del gaznate, leche gris que tras cuatro estaciones y un mismo tren comenzó a cuartear el blanco en complicidad y el negro en íntima desnudez.... Y llegó el rojo... el rojo templado, el rojo que sabe escuchar, el rojo secreto, el rojo confidente y pausado.... y ahí la sangre ya no era blanca, ni siquiera gris... sabía a vida ajena a aquel tren, a otra estación...a otro mundo que conoce a muchos y une a pocos, poquísimos.

    No te leí, os contemplé.... y cuando las letras se levantan despacito, sin hacer ruido, que sí sonidos, jadeos, arrullos, murmullos y espasmos.... cuando el placer explícito reconquista el placer íntimo las letras son muy vergonzosas y se agachan para esconder cualquier sonido que pueda distraer la templanza, la sensualidad, la intimidad.... y esos secretos que musitan tus letras son el mayor tesoro que un mundo cuestionado y abrupto, duro y escabroso...recién nacido escupe al otro.... y le dice, ven, despacito, acércate.... el cariño con sorpresa, es el aire y el espacio, que te ofrezco sin pedir....

    Y de ahí, parten.... pequeños mundos sin descubrir, suaves valles virgenes.... ríos de leche y nubes de pan.... de ahí nace el próximo deseo, una vez rozado el primero, el segundo levita....hasta que un día encuentras, además, un corazón con imán, un corazón que se engancha al tuyo, te atornilla sin dolor, te ofrece la carne de su alma, se enrosca en tu aire y compartes algo más que el deseo, algo más que un cuerpo....

    Fue precioso. Será precioso.

    De aquí nació una gran amistad roja y un gran amor invisible, intangible.

    No tengo biblioteca, Valia, apilo libros rotos y garabateados, manuscritos desordenados y añejos, épocas donde leo cuatro a la vez y donde duermo en la almohada de sus epílogos, incluso tengo un camafeo donde mis zurzidos lesan su formal gracia...los alzo para ver si el techo del sótano tiene cinco cielos o un infierno.... odio, ese orden histérico y claustrofóbico del que muchos presumen, no, yo...no, soy caótico porque creo fielmente que los libros nos hablan, nos veen y hasta nos llegan a querer, a mimar, a proteger.... son como mis perros, más leales que mis propios ojos.

    Y luego, el silencio.

  9. #9
    Celentano
    Guest

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Estas sentimental, Icarox......

    No te luce.

  10. #10
    Banned
    Fecha de Ingreso
    30 sep, 09
    Ubicación
    En una galaxia muy lejana.
    Mensajes
    4,132
    Gracias
    76
    Agradecido 60 veces en 54 mensajes

    Re: Rocío, él y yo: una sorpresa con cariño

    Cita Iniciado por icaro69
    Cita Iniciado por Valia
    Cita Iniciado por Dark Vaider
    Muchas felicidades, me has recordado a laparte femenina del gran icarox por tus maneras, siempre la vella Rocio excelente.
    Ícaro, uno de los varios de por aquí a los que me gustaría ponerles una mirada y una historia, ver que zapatos llevan cuando recogen a su hijo en el colegio y qué libros desconocidos guardan en su biblioteca. Un cumplido habértelo recordado, como a muchos en este rincón me gustan los silencios que Ícaro deja entre letra y letra.
    Siempre camino descalzo. Siempre.

    Cuando me confundo entre la chiquillería, nadie me ve y ahí me siento como pez en el aire. Libre de espíritu, que hoy por noche el alma tiene madre plena, rotunda, llena y eterna.... Como esos renacuajos que de la inocencia y crueldad crecen en un mundo con demasiadas nubes y sólo dos lunas; y por momentos alcanzan cotas de pronta liberación. Sus pasitos ya se encargarán de comprarles unos zapatos viejos y usados.... que los pasos, cautelosos y osados, nunca se quedan cortos, atrás.

    He de confesarte que Rocío, es hermana de sangre, empezamos siendo hermanos de leche.... leche caliente, recíproca y merengada; calostros que juguetearon entre los muslos y la nuca y acabaron en la diana de esa belleza invisible a la altura y a mano izquierda del gaznate, leche gris que tras cuatro estaciones y un mismo tren comenzó a cuartear el blanco en complicidad y el negro en íntima desnudez.... Y llegó el rojo... el rojo templado, el rojo que sabe escuchar, el rojo secreto, el rojo confidente y pausado.... y ahí la sangre ya no era blanca, ni siquiera gris... sabía a vida ajena a aquel tren, a otra estación...a otro mundo que conoce a muchos y une a pocos, poquísimos.

    No te leí, os contemplé.... y cuando las letras se levantan despacito, sin hacer ruido, que sí sonidos, jadeos, arrullos, murmullos y espasmos.... cuando el placer explícito reconquista el placer íntimo las letras son muy vergonzosas y se agachan para esconder cualquier sonido que pueda distraer la templanza, la sensualidad, la intimidad.... y esos secretos que musitan tus letras son el mayor tesoro que un mundo cuestionado y abrupto, duro y escabroso...recién nacido escupe al otro.... y le dice, ven, despacito, acércate.... el cariño con sorpresa, es el aire y el espacio, que te ofrezco sin pedir....

    Y de ahí, parten.... pequeños mundos sin descubrir, suaves valles virgenes.... ríos de leche y nubes de pan.... de ahí nace el próximo deseo, una vez rozado el primero, el segundo levita....hasta que un día encuentras, además, un corazón con imán, un corazón que se engancha al tuyo, te atornilla sin dolor, te ofrece la carne de su alma, se enrosca en tu aire y compartes algo más que el deseo, algo más que un cuerpo....

    Fue precioso. Será precioso.

    De aquí nació una gran amistad roja y un gran amor invisible, intangible.

    No tengo biblioteca, Valia, apilo libros rotos y garabateados, manuscritos desordenados y añejos, épocas donde leo cuatro a la vez y donde duermo en la almohada de sus epílogos, incluso tengo un camafeo donde mis zurzidos lesan su formal gracia...los alzo para ver si el techo del sótano tiene cinco cielos o un infierno.... odio, ese orden histérico y claustrofóbico del que muchos presumen, no, yo...no, soy caótico porque creo fielmente que los libros nos hablan, nos veen y hasta nos llegan a querer, a mimar, a proteger.... son como mis perros, más leales que mis propios ojos.

    Y luego, el silencio.
    Que grande eres icaroxxxx, esta vez te e entendido a la primera

Página 1 de 10 123 ... ÚltimoÚltimo

Temas Similares

  1. Con cariño y respeto desde www.escorts-tarragona.com
    Por Bibian en el foro Profesionales del sector
    Respuestas: 11
    Último Mensaje: 15/01/2009, 12:51
  2. El cariño no se vende
    Por marien en el foro Temas Generales
    Respuestas: 15
    Último Mensaje: 28/06/2008, 01:31
  3. Respuestas: 53
    Último Mensaje: 04/05/2008, 22:42
  4. Cariño a una Escort
    Por Topper en el foro Experiencias
    Respuestas: 25
    Último Mensaje: 04/08/2006, 16:03

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
ForosX
Deseo, placer y discreción con las acompañantes más selecta . Déjate caer en la tentación y disfruta de la mejor experiencia con la escort de Barcelona de tu preferencia. Nuestras escorts son muy discretas y ofrecen el mejor servicio profesional. Dúplex, lésbicos y más de lo que puedas imaginar. No lo dudes y contacta con una de nuestras escorts de Madrid consigue una noche de pasión con una de nuestras escorts... Disfruta de los servicios sexuales que siempre has querido en diferentes ciudades; las mejores escorts en madrid o las escorts de Tarragona te están esperando. Querrás repetir una experiencia sexual como la que vivirás con nuestras chicas escorts Barcelona