Pibonazo de las Islas Afortunadas para nuestro deleite

Total Fecha Media Usuario
3 10/2013
Manhattan
1.536 veces
VER COMPLETA 05/2014
Manhattan
1.163 veces
VER COMPLETA 12/2014
Manhattan
798 veces

escort-50276
22

Añade tu experiencia con Ariadna

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa
FrancésNo lo sé
GriegoNo lo sé

Pibonazo de las Islas Afortunadas para nuestro deleite

Nombre “artístico”: Ariadna
Nacionalidad: Española de Canarias
Edad: 27 años
Fotos falsas o retocadas?: Reales

Valoración de Cara: Guapa, con rasgos nórdicos, no parece española, rubia con ojos azules, carita de niña traviesa, nariz fina y boca sensual con sonrisa y dentadura perfecta.

Valoración de Cuerpo: pibón de aproximadamente 1,65 cm, pechos perfectos tuneados y agradables al tacto con pezones rosados muy apetecibles, vientre plano sin grasa, culo de lo mejor que he visto, bien proporcionado, duro y respingón y piernas bonitas, en resumen....un cuerpo para disfrutar.

Valoración de Carácter: Simpatiquísima, implicada, jovial, muy atenta, risueña y habladora.

Vestimenta: batín de encaje de color negro que deja entrever su ropa interior, en este caso de color blanco a petición mía y zapatos de tacón alto.

Descripción del lugar: zona por debajo de El Corte Inglés Diagonal a mitad de camino entre éste centro y la Illa. Aparcamiento, hay varios, yo lo dejé en la Illa.

Relato del encuentro:

Conocí a Ariadna exactamente el día 7 de mayo de este año. Entonces ella atendía con otro nombre que ahora no viene al caso, y con ella me cité un par de veces más en ese mismo mes de mayo, concretamente los días 9 y 31.

Posteriormente cambió a su nombre actual y ya en Girlsbcn volví a citarme con ella a mediados de julio, el día 22. Después de esta fecha dejó Barcelona para acabar el verano en Canarias.
 
De nuestros primeras citas quedó entre nosotros una buena relación y hemos mantenido el contacto a través de nuestros correos. Así, a finales de septiembre me comentó que muy pronto estaría de nuevo en Barcelona, como así ha sido.

Tenía muchísimas ganas de volver a verla y por esa razón concreté de nuevo mi cita con ella.

Lógico es que cuando conoces a una chica ya sabes con lo que te vas a encontrar. Eso para mí ya era un plus porque el sexo con Ariadna es sencillamente espectacular. Si no, es obvio que no hubiera repetido…

Así que sólo verla ya se me fue levantando todo… besos y abrazos por la alegría de vernos de nuevo y pasamos a la habitación del piso superior.

Allí breve charla, más besos y sobeteo de ese culo que recordaba y que sólo con el tacto hizo que “mi amigo” ya estuviera a tope.

Ducha, secado y envuelto en la toalla, de nuevo a la habitación. Allí vestida solamente con ropa interior y mostrando ese cuerpo para pecar, empezamos nuestro lujurioso reencuentro.

Qué decir que su sexo era para empezar el principal objetivo de mi boca deseosa de saborear de nuevo tan espléndido manjar.

Y sin más dilación después de un paseo con besos por todo su cuerpo me instalé en su entrepierna para empezar a disfrutar de este placer que nos brinda la madre naturaleza.

No sé el tiempo que estuve en este menester ya que ahí el tiempo no tiene importancia, solo sé que al cabo de un buen rato ella mostró con gran extremecimiento, contorsión de su cuerpo y los jadeos típicos de esos momentos el placer que perseguíamos. Ella para tenerlo y yo para premiarme por el “trabajo bien hecho”.

Tras unos minutos de reposo y relajación por la excitación vivida pasó a obsequiarme con un francés ejecutado con gran maestría y sensualidad y que apunto estuvo de que aquello se acabara ya. Pero un stop a tiempo, permitió que pudieramos seguir con “mi amigo” en forma y bien puesto, para penetrar aquel cuerpo de mujer-mujer que tenía frente a mí.

Así que, tras la colocación de la gomita, ella se monta sobre mí para regalarme una cabalgada espectacular sintiendo todo su calor interior y viendo como sus pechos volaban al aire al ritmo que ella imponía.

Otro stop y puesta en a4 para que pudiera disfrutar de este panorama que sin duda es de los mejores del sector.

Aquí sí que ya no tenía intención de probar más, y una vez dentro de ella seguí sin parar hasta que fui yo quién, con el roce de su vagina mojadita y prieta, acabó retorciéndose de placer disfrutando de ese cuerpo tan excitante y espectacular que luce este pibonazo de mujer, de nombre Ariadna.

Valoración final: Ariadna, además de belleza desprende una energía positiva con un sex-appeal difícil de superar. Muy implicada, guapa, tipazo, simpática, cariñosa, coqueta, besos deliciosos y un cunilingus y “polvo” (con perdón) divinos.
Para repetir… en mi caso ya es la quinta vez y no será la última.