Devorah de Barcelona ….. que MUJER !!

Total Fecha Media Usuario
3 09/2012
loquieroya
2.112 veces
VER COMPLETA 02/2012
Reliable
3.597 veces
VER COMPLETA 03/2012
Taoran
2.268 veces

ver todas las fotos de Devorah
63

añade tu experiencia con Devorah

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort7
Duración65 minutos
Precio130
PechoNo lo sé
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Esta es la primera experiencia que comento en este foro, y aprovecho la ocasión para felicitar a los culpables de tan buena iniciativa, y a los participantes en general por la buena calidad literaria de los comentarios.
A lo que vamos, guiar a otros usuarios: en pocas palabras la experiencia fue maravillosa y muy recomendable. Un trato inmejorable, una chica muy dulce e implicada.
Se lo dije a ella: “creo que me va a pasar como cuando ves una película muy buena, que no te has enterado de algunos detalles y tienes muchas ganas de volverla a ver”.
¿Que añadir a lo ya comentado por Reliable y Taoran? En nuestro caso, el encuentro siguió el guión que yo le propuse: erotismo, sensualidad y sexo mutuo.
Yo le digo, llévame al cielo aunque solo sea por 1 hora y luego tenga que regresar a la Tierra.
Primero nos vamos desnudando entre morreos, chupadas y magreos, y descubrimos la geografía de nuestros cuerpos, luego nos duchamos juntos y nos volvemos a refregar mutuamente y pasamos a la cama para darnos placer mutuamente.
Empiezo yo dándole placer a ella (consejo de un viejo lobo que Dios lo tenga en su gloria) con un cunnilingus que parece ser que le encantó a razón de los gemidos y espasmos que propinó (y si no, lo disimuló muy bien), para luego continuar con un francés y un 69 maravillosos sin prisas; imagen que tendré siempre en mi retina. Que besos ¡ que culo ¡ que pechos!! que cuerpo ¡! Ahora ya tenemos ganas de fusionar nuestros cuerpos, me enfunda el condón y se monta en el caballito, mientras le amaso ese culo y esos pechos maravillosos, hasta que al galope me corro maravillosamente. Me limpia, me vuelve a ofrecer otra bebida y me pregunta si soy arma de repetición. Le digo que no se, que no tengo práctica con el doble disparo. Me ofrece un masaje en camilla para gastar el poco tiempo que nos queda. Buen masaje mientras conversamos un poco de todo y vuelvo a apreciar ese cuerpazo y comentamos (y compruebo de nuevo) lo de que si sus pechos son naturales o no, la verdad lo parecen.
Nos despedimos con un buen besazo, y espero volver a verla. ¡¡Repetiré ¡!
Lo próxima vez le pediré que ponga más luz natural en la habitación en vez de las luces sicodélicas, para poder apreciar ese cuerpazo y esa belleza en toda su grandeza.