Elsa… otra universitaria… con sobresaliente!

Total Fecha Media Usuario
2 06/2015
Manhattan
1.604 veces
VER COMPLETA 07/2015
BlackTuxedo
791 veces

escort-50276
22

Añade tu experiencia con Elsa

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración65 minutos
Precio250
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo

Hace apenas cuatro días escribí la experiencia de una señorita a la que denominé “Universitaria auténtica…”. Su belleza y forma de ser me dejaron impresionado y cuando uno sale de una buena relación corre el peligro de que en la siguiente no puedas evitar las comparaciones, sobretodo si vas de “estreno” con una nueva señorita.

Así que dispuesto a seguir saboreando a “auténticas universitarias”, y a pesar de que el caché de esta agencia está bastante por encima de mi tope habitual, decidí hacer un extra e “invertir” dirigiéndome a la especialista en este sector… “Universitarias Catalanas”.

Me puse en contacto con la agencia y solicité cita con una de las señoritas que por foto me había encandilado, Elsa. Y en este caso, ya que no siempre cuando más pagas obtienes mejores prestaciones, tengo que reconocer que lo “recibido”, se corresponde a lo pagado. Una auténtica maravilla. Lo cuento.

Valoración de la Cara: Sus fotos ya dejan entrever que se trata de una señorita con una cara preciosa, y así es, GUAPÍSIMA. Luce una larga melena de pelo castaño oscuro algo ondulado. Ojos oscuros, alegres y centelleantes. Nariz perfecta y una boca generosa con dentadura profidén que muestra a través de sus fotos, digna de portada Vogue. Labios abundantes para besar y ser besados con una lengua juguetona que no esconde para nada.

Valoración del Cuerpo: Impresionante figura en un cuerpo de modelo. Algo más de 170 cm de estructura algo delgada pero a la que no le falta de nada. Pechos más bien pequeños pero más que suficientes, alzados y naturales, con pezoncitos de colegiala que reaccionan a los estímulos bucales. Cintura de avispa con un vientre liso y terso sin un ápice de grasa. Mención especial merecen sus caderas y sobretodo su culo. Según mi criterio de lo más apetecible que he tenido el placer de tocar y manosear. Espectacular! Y como remate, unas contorneadas, esbeltas y largas piernas fruto, según me dijo, de continuas sesiones de deporte de escalada. Un pibón del 15 que he tenido el privilegio de poder gozar y saborear en una relación de bandera.

Valoración del Carácter: Casi un calco a lo mismo que escribí en mi expe anterior con la otra “universitaria”. Si a una señorita de cara 10 y de cuerpo 10, le añades un carácter como el de ella podríamos decir que estamos ante la mujer 10. Un encanto. Simpática, risueña y muy implicada. Habla cuando hay que hablar y escucha cuando hay que escuchar. Inteligente, sabiendo dónde está y a dónde va. Me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: Camiseta de tirantes color blanco y unas pantalones de ropa vaquera tipo short que obviamente marcaban la espectacularidad de ese culo sensacional y por supuesto permitían que sus piernas lucieran en todo su esplendor. Zapatos veraniegos con algo de tacones sin exceso pero suficientes para que unidos a su altura natural luciera por la calle de manera espectacular provocando, lo más probable, esguinces de cuello a más de uno…

Relato del encuentro:

Pues tal y como he apuntado en la previa, diré que la decisión de “invertir” algo más del money en concretar cita con una señorita de más caché ha sido un acierto y lo invertido ha revertido con creces por el resultado obtenido.

Contacté con la agencia alrededor de las 15 horas y fui atendido de manera muy eficiente y profesional por parte de una tal señorita Lucía, que es quien gestionó mi llamada.
 
Hubo suerte con mis deseos de concretar cita para ese día, 18 de junio, a las 19 h y se pudo confirmar de inmediato acordando que el encuentro sería en los apartamentos Suites de Rambla Catalunya.

Llegué puntual y puntual también lo hizo el pibón con el que iba a retozar en la próxima hora.

Cuando la vi me dio un cosquilleo en la boca del estómago. Qué cosa que a mi edad y con mi experiencia aún tenga esos achuchones de adolescente… Por supuesto que muy pronto desaparecieron y tras una breve charla empezamos con el protocolo habitual en estos casos.

Pago, acomodo de ropa, mirada de reojo al mini estreptease mientras se despojaba de su camiseta y pantalón, que dejaban al descubierto un cuerpazo ataviado exclusivamente por unas mini braguitas negras con chispeantes brillantitos en la parte frontal que hizo que ya antes de pasar a la ducha el amigo ya me “señalara” el camino a seguir.

Un buen remojo y un poco de jabón para poner a punto todo lo que había que poner y después de que ella también hiciera lo propio nos juntamos al lado de la cama en un abrazo al que siguió un largo metemano por parte de ambos y lo mejor, unas sensuales morreadas con lengua que, al menos a mí, hizo que todo se levantara a su máxima expresión.

Seguimos de pie jugando con el amigo entre sus muslos, tanto de frente como desde atrás y sin parar pasamos a la cama para seguir con un festival de besos y seguir ya en un controlado desenfreno sexual en el que ambos nos entregamos como si de un par de novios se tratara. Al menos así lo he percibí.

Por supuesto que tardé menos y nada en meter la cabeza entre sus muslos los cuales mostraron en todo su esplendor la abertura de la que son capaces para que mi lengua pudiera campar a sus anchas.

Qué bien que me siento cuando adopto esa posición y qué bien que me siento cuando mi “trabajo” obtiene el objetivo deseado. Y en esta ocasión como tantas otras muchas, el cuni encontró el camino adecuado y poco a poco los jadeos fueron in crescendo así como leves movimientos de pubis y unos sugerentes efluvios a los que siguieron unos jadeos más sonoros… Objetivo cumplido, risitas, suspiros, breve relax, y seguimos…

Francés de película que por la manera de hacer me hizo preguntar si acababa en boca, y su respuesta afirmativa me hizo pensar que quizás hoy tocaba acabar así.

Seguimos con el francés y aprovechamos para cambiar a un 69 con el que aproveché para meter la lengua en todos los agujeros de la zona.

Tras ello decidimos cambiar y pasar a fase siguiente con el encapuchado correspondiente del amigo que ya andaba loco por meterse dentro de aquella preciosidad.

Ejecutamos con gran placer cada una de las tres poses habituales, cowgirl, a4 y misionero, y todo y que a punto estuve de dejarme ir en esta última pose, decidí parar, sacar la goma y ofrecerle al amigo la boca de Elsa que dispuesta y con gran sensualidad empezó con un nuevo francés sin retorno.

Me puse cómodo y observé con qué sensualidad el amigo era engullido una y otra vez por su boca generosa. A punto estuve en un par de ocasiones de llegar al final, pero de repente recordé lo a gusto que había estado escasos minutos antes en posición misionero y opté por dejar el francés y pasar a la posición anterior.

Así lo hicimos, pero antes de la intro definitiva pensé que el camino quizás habría perdido fluidez por lo que decidimos que la “sometería” a un nuevo cunillingus facilitando con ello que la intro del amigo fuera del todo apoteósica y loco de placer en un acto más largo de lo esperado pude al fin alcanzar mi corrida entre jadeos y suspiros y sobretodo entre apasionadas morreadas que aligeraron la llegada de mi éxtasis al que legué con placer alucinante.

Llegó la hora del relax y el poco tiempo que restaba sirvió para contemplar la maravilla que tenía a mi lado sabiendo lo que entre ella y yo había acontecido y no pudiendo reprimir mi pensamiento de agradecer a quien corresponda la suerte que tengo de poder retozar con semejantes bellezas, jóvenes, implicadas y en general, sea por la razón que sea, con un trato excelente hacia mi persona.

Repetir con ella me gustaría un montón, pero no puedo evitar recelar de esos 250 papelitos que aunque pueda costearlos no dejan de dolerme. Veré a ver qué decido.

En cualquier caso lo de hoy con Elsa me ha hecho sentir a gustísimo… y eso ya no me lo quita nadie.

Qué suerte la mía…