Final del empacho

Total Fecha Media Usuario
2 06/2015
sweedy
1.548 veces
VER COMPLETA 05/2015
Fokker
1.229 veces

escort-67348
17

Añade tu experiencia con Marina

Ver comentarios del foro

por sweedy
Tarragona

Apartamento de la escort8
Duración30 minutos
Precio50
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

Enlazo esta experiencia con la de Sofía puesto que fué la misma mañana, mismo sitio y misma cama. Dispuesto para visitar a Sofía y dirigiéndome al portal, coincido con Marina que volvía de la compra y subimos al piso juntos en el ascensor, yo no la conocía personalmente y le comento que me gusta más al natural que en las fotos. Algo ocurre entonces, esos ojos azules ya no me miran del mismo modo y en silencio recorre las facciones de mi cara con la expresión de su rostro diciéndolo todo, ahí mis pensamientos ya premonizaban lo que ocurriría al final.
 
Esperando a Sofía en la habitación, me asomo a la ventana para fisgonear y veo a Marina en el balcón de al lado recogiendo ropa tendida, me dice: otra vez nos vemos, y yo decido entonces que esa misma mañana va a haber una tercera.
Cuando formalizo el apartado económico con Sofía le comento mis intenciones y al retirarse de la habitación para poner a buen recaudo lo suyo le pido que avise a Marina para después.
 
Ahora es cuando se produce un salto en la experiencia cual película de Tarantino, yo tumbado en la cama reconponiendome de lo anterior, me levanto y paso por el aseo otra vez, a esto entra Marina con la lencería que habia recogido hacía apenas media, hora azul clarita que le sentaba fenomenal combinada con esos celestes ojos. Y a se supone lo que viene ahora, sexo y sexo y más sexo, francés natural sublime, despacito y dulce que termina en un 69 muy apetecible. Una cosa me sorprende de Marina, conserva a la perfección un culito de teenager que es para flipar, gluteos menudos y musculados que deleité sobremanera en un a4 desde fuera de la cama. La cosa terminó en un cow girl y repasada final con francés. Como suelo ser de un solo disparo la cosa terminó así, con una comunicación de lenguage no verbal de Marina, sutil y elegante que entendí a la perfección y deseé que ante estas situaciones me tratasen siempre de esta manera.
Muy buena experiencia, trato muy agradable y dulce, salí de esa casa molido y necesité un par de dias para recuperarme, pero valió la pena la decisión de combinar mi visita,