Angelina - Si ese sofá hablara

Total Fecha Media Usuario
38 10/2013
Andros
2.477 veces
VER COMPLETA 03/2011
CATALAN 30
2.041 veces
VER COMPLETA 06/2011
Berto Soriano
1.993 veces
VER COMPLETA 04/2011
mackie
3.559 veces
VER COMPLETA 07/2011
mackie
2.648 veces
VER COMPLETA 07/2011
InProgress
2.583 veces
VER COMPLETA 08/2011
pedropedrito77
2.477 veces
VER COMPLETA 04/2011
Andros
1.583 veces
VER COMPLETA 04/2011
Andros
1.828 veces
VER COMPLETA 11/2011
Andros
2.257 veces
VER COMPLETA 01/2012
Reliable
2.281 veces
VER COMPLETA 01/2012
Cocopipo
2.294 veces
VER COMPLETA 03/2012
leif eriksson
2.061 veces
VER COMPLETA 05/2012
TenienteCorrupto
2.336 veces
VER COMPLETA 07/2012
Berto Soriano
2.428 veces
VER COMPLETA 01/2013
Tommy
2.602 veces
VER COMPLETA 03/2013
Andros
2.824 veces
VER COMPLETA 05/2013
Berto Soriano
2.147 veces
VER COMPLETA 05/2013
Alexyz
2.470 veces
VER COMPLETA 07/2013
leif eriksson
1.931 veces
VER COMPLETA 08/2013
Manhattan
2.235 veces
VER COMPLETA 08/2013
Figu
1.785 veces
VER COMPLETA 08/2013
JCarlos
1.377 veces
VER COMPLETA 09/2013
Benz
1.777 veces
VER COMPLETA 10/2013
Berto Soriano
1.937 veces
VER COMPLETA 07/2013
sami44
1.150 veces
VER COMPLETA 07/2013
sami44
1.813 veces
VER COMPLETA 03/2014
Berto Soriano
1.752 veces
VER COMPLETA 04/2014
Popeye BCN
1.515 veces
VER COMPLETA 04/2014
ganxo
1.552 veces
VER COMPLETA 05/2014
Manhattan
2.451 veces
VER COMPLETA 06/2014
Andros
1.970 veces
VER COMPLETA 11/2014
Vicioso11
2.480 veces
VER COMPLETA 05/2015
Andros
1.818 veces
VER COMPLETA 11/2014
trimiwillis
1.565 veces
VER COMPLETA 10/2015
gibi
2.554 veces
VER COMPLETA 03/2015
inocente
1.790 veces
VER COMPLETA 03/2016
gibi
2.089 veces

ver todas las fotos de Angelina
97

añade tu experiencia con Angelina

Ver comentarios del foro

por Andros
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración69 minutos
Precio150
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo lo sé

 
Se acaba de trasladar a un apartamento estupendo. En el amplio salón hay un sofá de cuero blanco. Con ella no hay dudas: si voy a verla, sé que será estupendo. Nos conocemos demasiado bien. Todo fluye.
Llevaba unos días de traslado y, hasta que no estuvo perfecto, no me dejó verlo. Angelina es así; siempre te da lo mejor de sí misma.
 
Estrenando su piso
 
No puedo decir las cosas que me llegó a decir antes de vernos, pero, en esta ocasión, tras unos días de ascetismo forzado por el traslado y la instalación, Angelina estaba absolutamente encendida.
 
Pocas veces la he visto en ese estado de deseo febril. Bastaron dos besos para que notara que su sexo se licuaba.
 
El sofá de Angelina
 
Ella se sentó en el respaldo del sofá, triunfal en su desnudez y un escalofrío la recorrió cuando mi lengua la buscó.
 
Estaba totalmente transportada, ávida por gozar, pero pensando en que debía darme placer. Ella sabe, sin embargo, que el placer debe atraparse cuando se presenta y con gemidos me anunció que se corría, antes de cimbrear su cuerpo en mil espasmos, en medio de gritos de placer.
 
Yo la conozco y sé que ella es simplemente así. Expresa su gozo tan abiertamente que puede sorprender al neófito. Pero allí no hay doblez que valga, todo es absolutamente real, porque todo su cuerpo lo confirma.
 
Tomamos un tiempo para que repose sus emociones, pero pronto va a por mí con todo su ser, iniciando un recorrido por todo mi cuerpo con besos de todas suertes y colores. En ocasiones bloquea su cabeza contra mi pelvis en una felación profunda. En otras, me mira mientras su lengua me explora golosamente, prolongando el placer hasta que el tiempo deja de importar.
 
Al fin, pido cambio de tercio y la dejo encaramarse sobre mí mientras estoy cómodamente sentado en su sofá, hasta que llega la locura compartida y el éxtasis, tras el cual solo puedo decir, entre risas:
 
-“Queda inaugurado este sofá”.
 
Brindamos con el mejor humor, cae una gota de cava sobre mi cuerpo, nos reímos. Diosss, es preciosa esta mujer.
 
Juegos de habitación y sofá
 
Hay más lío. Tras unos números capicúas, decidimos probar la cama y ver lo guapos que salimos en los espejos, que nos devuelven imágenes de cine porno, con una puesta en escena cuidadísima. Al final su francés demoledor acaba por derrotarme y transportarme lejos.
 
-Queda inaugurada esta cama.
 
Parece que ya estamos más tranquilos, brindando de nuevo sobre el sofá, pero las caricias dan paso a los besos. Montamos a caballo, jugamos a los perritos, aumentamos la cadencia y nos dejamos ir finalmente, sin echar la vista atrás y explotando de gozo.
 
Nos duchamos, me propone entonces que…
 
Bueno, ya no cuento más.