Angelina (y 5): La primavera, la sangre altera

Total Fecha Media Usuario
38 03/2014
Berto Soriano
1.309 veces
VER COMPLETA 03/2011
CATALAN 30
1.557 veces
VER COMPLETA 06/2011
Berto Soriano
1.486 veces
VER COMPLETA 04/2011
mackie
3.079 veces
VER COMPLETA 07/2011
mackie
2.144 veces
VER COMPLETA 07/2011
InProgress
1.950 veces
VER COMPLETA 08/2011
pedropedrito77
1.871 veces
VER COMPLETA 04/2011
Andros
1.139 veces
VER COMPLETA 04/2011
Andros
1.263 veces
VER COMPLETA 11/2011
Andros
1.691 veces
VER COMPLETA 01/2012
Reliable
1.729 veces
VER COMPLETA 01/2012
Cocopipo
1.658 veces
VER COMPLETA 03/2012
leif eriksson
1.446 veces
VER COMPLETA 05/2012
TenienteCorrupto
1.754 veces
VER COMPLETA 07/2012
Berto Soriano
1.971 veces
VER COMPLETA 01/2013
Tommy
2.123 veces
VER COMPLETA 03/2013
Andros
2.395 veces
VER COMPLETA 05/2013
Berto Soriano
1.687 veces
VER COMPLETA 05/2013
Alexyz
2.018 veces
VER COMPLETA 07/2013
leif eriksson
1.500 veces
VER COMPLETA 08/2013
Manhattan
1.788 veces
VER COMPLETA 08/2013
Figu
1.345 veces
VER COMPLETA 08/2013
JCarlos
962 veces
VER COMPLETA 09/2013
Benz
1.331 veces
VER COMPLETA 10/2013
Berto Soriano
1.446 veces
VER COMPLETA 07/2013
sami44
703 veces
VER COMPLETA 07/2013
sami44
1.390 veces
VER COMPLETA 10/2013
Andros
2.044 veces
VER COMPLETA 04/2014
Popeye BCN
1.069 veces
VER COMPLETA 04/2014
ganxo
1.115 veces
VER COMPLETA 05/2014
Manhattan
2.017 veces
VER COMPLETA 06/2014
Andros
1.537 veces
VER COMPLETA 11/2014
Vicioso11
2.055 veces
VER COMPLETA 05/2015
Andros
1.415 veces
VER COMPLETA 11/2014
trimiwillis
1.122 veces
VER COMPLETA 10/2015
gibi
2.035 veces
VER COMPLETA 03/2015
inocente
849 veces
VER COMPLETA 03/2016
gibi
1.526 veces

ver todas las fotos de Angelina
97

añade tu experiencia con Angelina

Ver comentarios del foro

Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración120 minutos
Precio300
PechoTuneado
Fumadora
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo

 
Otra experiencia más, y si no me fallan las cuentas es la número veintiuno, quinta con Angelina. A pesar de tantos encuentros, la pasión no decae. Eso sí, esta vez me costó más contactar con ella: a mi tercer y último intento logré hablar y quedar con Angelina, cuando todo parecía indicar que debería esperar como mínimo una semana más para el encuentro.
 
Angelina ha realizado un nuevo cambio de piso, pero por suerte muy cerca de donde estaba el anterior, e igualmente es muy acogedor. Y ella sigue igual de cariñosa y morbosa desde la primera vez que la conocí. Esta vez me recibió con ropa más informal, de calle, pues acababa de llegar al piso. Mejor, así al natural gana mucho, aunque a decir verdad, tanto su ropa como la mía duraron poco rato puesta, pues de seguida nos pusimos manos a la obra mientras nos desnudábamos y besábamos con pasión.
 
Tras la ducha y primeros escarceos, nos conocemos tanto que de seguida sabemos qué le gusta a cada uno. En efecto, con sesiones de sexo oral consigo que Angelina disfrute con mi lengua recorriendo su clítoris a la vez que le introduzco un dedo en su vagina, pero ella no es menos y consigue excitarme con rapidez con su práctica del francés, del que disfruto todo lo que mi cuerpo consigue aguantar. Para reponer fuerzas, nos descorchamos una botella de cava que se vaciará en breves minutos.
 
Listos para un segundo acto gracias a un sensacional 69, comienza una nueva sesión de posturas a cada cual más excitante para mi vista. Ayuda sobretodo el espejo de al lado de la cama, en el que contemplo como penetro desde atrás a Angelina, arrinconándola contra la pared. Y en la cama tampoco hay respiro: ella encima de mí dándome la espalda, en postura de a cuatro, misionero... ¿Se me habrá olvidado alguna? Seguramente, hubo de todo y muy bueno.
 
Pero, ¡oh, sorpresa! Mientras Angelina ha logrado su orgasmo, yo no he terminado de correrme, lo que no significa que haya dejado de disfrutar. Quién sabe si el primer polvo ya me había dejado exhausto, o era el efecto del cava que corría por mis venas lo que me impidió llegar pero mantener mi erección. En cualquier caso, había que descansar, y con el cuerpo de Angelina a mi lado no necesitaba más para estar contento.
 
Angelina me comentaba, medio en broma medio en serio, si no había llegado al orgamos porqué ya no le excitaba suficiente. Obviamente, ese no era el motivo: difícil no excitarse con ella al lado. Tras el breve respiro, iniciamos la tercera relación, aún más larga y variada que la anterior. Sí me pongo a enumerar y explicar todas las posturas, no acabaría el relato de la experiencia. Sólo comentar que, esta vez sí, llegué al orgasmo con mi miembro en la boca de Angelina, que me remataba por segunda vez con su francés y durante unos segundos creí perder la conciencia...
 
Pero no, la conciencia no la había perdido: es el estado de embriaguez en el que me hallaba y la satisfacción de haber disfrutado con el cuerpo de Angelina lo que está en mi mente. El ya poco tiempo que nos queda, lo pasamos abrazados, acariciando nuestros cuerpos, hasta que se agota el tiempo y, con calma, nos despedimos otra vez con besos que se hacen eternos y con ganas de volvernos a ver. Parece que cinco encuentros no son suficientes...
 
Resumen y valoración: otra experiencia más contada con Angelina, poco puedo aportar ya a este último apartado. Me encanta su compañía y dudo que me canse en un futuro cercano. Por mi parte, he estado un poco por debajo tras otros encuentros más completos, pero el goce y disfrute han estado siempre presentes.
 
Saludos y hasta otra.