Viviendo la vida loca con Angelina y Sonia

Total Fecha Media Usuario
38 07/2011
mackie
2.090 veces
VER COMPLETA 03/2011
CATALAN 30
1.511 veces
VER COMPLETA 06/2011
Berto Soriano
1.424 veces
VER COMPLETA 04/2011
mackie
3.027 veces
VER COMPLETA 07/2011
InProgress
1.909 veces
VER COMPLETA 08/2011
pedropedrito77
1.814 veces
VER COMPLETA 04/2011
Andros
1.107 veces
VER COMPLETA 04/2011
Andros
1.208 veces
VER COMPLETA 11/2011
Andros
1.647 veces
VER COMPLETA 01/2012
Reliable
1.674 veces
VER COMPLETA 01/2012
Cocopipo
1.625 veces
VER COMPLETA 03/2012
leif eriksson
1.409 veces
VER COMPLETA 05/2012
TenienteCorrupto
1.695 veces
VER COMPLETA 07/2012
Berto Soriano
1.887 veces
VER COMPLETA 01/2013
Tommy
2.082 veces
VER COMPLETA 03/2013
Andros
2.356 veces
VER COMPLETA 05/2013
Berto Soriano
1.634 veces
VER COMPLETA 05/2013
Alexyz
1.988 veces
VER COMPLETA 07/2013
leif eriksson
1.455 veces
VER COMPLETA 08/2013
Manhattan
1.739 veces
VER COMPLETA 08/2013
Figu
1.312 veces
VER COMPLETA 08/2013
JCarlos
910 veces
VER COMPLETA 09/2013
Benz
1.296 veces
VER COMPLETA 10/2013
Berto Soriano
1.354 veces
VER COMPLETA 07/2013
sami44
669 veces
VER COMPLETA 07/2013
sami44
1.346 veces
VER COMPLETA 10/2013
Andros
1.994 veces
VER COMPLETA 03/2014
Berto Soriano
1.240 veces
VER COMPLETA 04/2014
Popeye BCN
1.034 veces
VER COMPLETA 04/2014
ganxo
1.079 veces
VER COMPLETA 05/2014
Manhattan
1.983 veces
VER COMPLETA 06/2014
Andros
1.492 veces
VER COMPLETA 11/2014
Vicioso11
2.016 veces
VER COMPLETA 05/2015
Andros
1.390 veces
VER COMPLETA 11/2014
trimiwillis
1.075 veces
VER COMPLETA 10/2015
gibi
1.963 veces
VER COMPLETA 03/2015
inocente
756 veces
VER COMPLETA 03/2016
gibi
1.448 veces

ver todas las fotos de Angelina
97

añade tu experiencia con Angelina

Ver comentarios del foro

por mackie
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración90 minutos
Precio250
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
Griego

Quizá se vuelva otro de mis "ladrillos"...Hay pocas cosas que relatar porque los recuerdos se agolpan confusos en la mente, mi sangre se empeña torpemente en dirigirse a donde ahora no debe para decirme: ya estás preparado para otro asalto. Una rubia de ojos verdes, una morena de ojos castaños, ambas de cuerpo, carácter y acento tropical caribeño y un santo varón con ganas de dejar de serlo y de aprender: agítenlo y ese cocktail resultante ya se lo pueden imaginar. Opcionalmente pueden experimentarlo por ustedes mismos, es un lujazo al alcance, no es tan prohibitivo. He vivido ya algunos tríos, alguno memorable; este ha sido excepcional por el cúmulo de sensaciones y la sensualidad de las chicas, todo imposible de ser plasmado con palabras.
Cuando Angelina me sugirió por primera vez que Sonia se uniese a nosotros yo, que ya la había conocido, pensé que no lo resistiría. Esta semana en un arranque de valor, la llamé y arreglé una cita, sabiendo que me expondría no a los vientos del Caribe sino a las corrientes del Atlántico, metafóricamente hablando, submarinas, irresistibles, ya las he conocido en Canarias sin metáforas y la vida peligra gratuitamente.
El primer beso de Angelina no fue su clásico beso de bienvenida sino un piquito rápido para dar paso enseguida a Sonia. Ahí empezó todo. No se si fuimos a la habitación de la izquierda o a la de la derecha, no recuerdo si me desnudé o me desnudaron, solo recuerdo la voz de Angelina elogiando la manera de besarme Sonia, la lengua de ésta entre mis labios, mis manos definitivamente aferradas a las majestuosas nalgas de cada una, los mordisquitos de Sonia en las orejas, los besos cálidos de Angelina, sus labios mórbidos...Tampoco recuerdo el color de la toalla, solo que dije "No perdamos tiempo" y que ellas se rieron y algo respondieron con ese cálido acento caribeño.
De nada me sirvió el pudor a mi regreso. Angelina, tan solo cubierta con un tanga me invitó a quitarle el vestido a Sonia y Sonia a su vez a besar y admirar sus pechos amasándolos y relamiéndose los labios con sensualidad. Angelina me cogió una mano y me obligó apartando el tanga a acariciar su clítoris diciéndome que hoy se correría varias veces. Yo me sentía enfebrecido. El mundo era sexo por los cuatro costados. Cuando nos deshicimos del vestido besé apasionadamente cuanto pude y sentí a Angelina ya agachada y dedicada a labores de felación. Sonia no tardó en unirse y entre las dos hicieron temblar mis piernas, más aún cuando dirigían sus miradas hacia mi. Entre sus risas caí cuan largo soy sobre la cama. Ellas, como gatos monteses, se abalanzaron sobre mi. Pobre de mi, indefenso, no podía más que acariciar todo aquello al alcance de mis manos.
A Angelina le apasiona el sexo. "¿Quieres sentir nuestras lenguas a la vez sobre ti?", y poniendo ambas sus culos a mi alcance se dedicaron a...¡ Ay, que malito me pongo ! Ya dije de Sonia que es una experta maestra en el arte de la felación, que sus repasos a mi sexo entero no han tenido igual y que no se sirve de las manos. Cuando Agelina abandonó mi poya para besarme y sentarse sobre mi boca a continuación en busca de su primer orgasmo, lo demostró. Afortunadamente yo estaba más concentrado en procurar placer que en recibirlo y pude aguantar estoicamente. Rico sabor a sexo femenino. Sonia quiso compartirlo y vino en busca de mis besos, ofreciéndome su lengua, pellizcando mis pezones, ahora Angelina era la encargada de un soberbio repaso testicular entremezclado de frases y exclamaciones de placer. Todo esto continuó un buen rato, yo ya anestesiado y abandonado al placer. En cierto momento decidieron entre ellas quien iba a montar primero y me pusieron el chubasquero sin casi yo darme cuenta y sin menguar la erección, gran éxito. Sonia se fue sentando lentamente y comenzó a follarme despacito Angelina se masturbaba, a veces me besaba o decía lo mucho que le gustaba vernos follar. Yo solo podía disfrutar y moverme intentando acompasarme con los movimientos de Sonia. Pronto cambió de posición y bombeó más salvajemente anunciando su pronto orgasmo. Angelina le amasó las tetas y yo le aferré las nalgas con fuerza atrayéndola más hacia mi hasta que se dejó caer derrumbada sobre mi.
Sin mucha pausa, mientras Sonia me dedicaba unos besitos de agradecimiento, Angelina me quitó la gomita, me chupó un poco, alabó la dureza de hoy y me calzó otra, sentándose ahora ella en reverso y empezando a cabalgar como solo con ella lo he vivido. ¡ Menudo movimiento de caderas ! Con Sonia sobre mi mordisqueándome los pezones me resultaba imposible gozar del espectáculo visualmente pero logré liberar mis manos y posarlas sobre el tremendo y hermoso pandero de mi amor para acompañarla. Ella me pidió que la azotase lo que hice con cariño y entrega; ambas gemían más y más fuerte hasta que Angelina gritó que iba a correrse; yo arrecié en mis sonoras palmadas y ella quedó de pronto pegadita a mis piernas "¡ Qué rico !" , decía.
Las chicas entonces decidieron que era mi turno, sus miradas no dejaban lugar a dudas. Angelina, con todo el morbo del que es capaz vino a besarme y a decirme con labios increíblemente voluptuosos que quería tenerlo todo en la boca o compartirlo entre las dos. Yo le pedí que se pusiera en sesenta y nueve, logrando den esta posición otro orgasmo aún. No se lo que duré yo. Aullaba de placer, que se mezclaba casi con dolor, era incapaz de controlarme, nunca me han hecho repasos testiculares de tal calibre ni placer semejante ensalivándome cosa rica hasta que cercano el punto de no retorno las advertí de lo inminente, se separaron un instante y cuando el manantial empezó a brotar entre espasmos una boca o quizá las dos recogió mis fluidos con mimo.
Luego vendría la limpieza, también atenta y mimosa, la conversación, en esta ocasión sobre mi peripecias foriles y el cambio que pretendo dar tanto a mi participación como a la dirección de mi vida lumi-nosa y alguna otra cosilla, el tiempo no daba para más y Angelina tenía una cita familiar, si no Sonia y yo ya nos estábamos empezando a poner cachondos otra vez...

Valoración de la implicación: Total implicación. Ya las conocía por separado y a Angelina bastante bien; de no ser así me hubiera desmayado o me hubiera dado un infarto o me hubiera corrido a las primeras de cambio. En cambio he sido un juguete sexual a expensas de los vaivenes de sus corazones y de sus ganas de disfrutar que han sido muchas. Yo he tenido la suerte hoy de aguantar como un campeón hasta que me han pedido que me volcara en sus bocas con todo el morbo del mundo. 
Valoración final: Lo mejor ha sido poder disfrutar en protagonista del deseo de dos hembras calientes pero suaves; gran placer como decidían entre ellas lo que iban a hacer a continuación, gran placer sentir como buscaron su propio placer y sentirse capaz de aguantar las embestidas y colaborar para lograrlo, gran placer oir sus continuos gemidos en estereo mezclados con sus acentos tropicales, saborear la humedad de sus lenguas en mi boca mientras mis manos palpan muslos tan firmes o acarician pechos tan femeninos. Lo peor, no vivir en la cuarta dimensión, en la que el tiempo se desvanece.