Erika… como si nos conociéramos de toda la vida.

Total Fecha Media Usuario
4 04/2015
Manhattan
2.584 veces
VER COMPLETA 03/2015
TIMIDOX
1.621 veces
VER COMPLETA 03/2015
oliverio
1.289 veces
VER COMPLETA 07/2015
Tmark149
1.835 veces

ver todas las fotos de Erika
68

añade tu experiencia con Erika

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento por horas9
Duración60 minutos
Precio200
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
Griego

El buen hacer de los profesionales suele dar sus frutos y en este caso, un oportuno whatsapp de Valeria, responsable de la agencia Omnia escorts, advirtiéndome de que disponía de nuevas señoritas hizo que pusiera mis ojos en una de ellas, Erika.

Por foto me sedujo lo suficiente para concretar, como así hice, un encuentro con ella. Y ahora ya puedo constatar que la cita fue un total acierto. Lo cuento…

Valoración de la cara: Guapa, atractiva, de esas caras que a mí me recordaron a una de las “señoritas” del colegio municipal en el que cursé mis estudios de primaria allá por los años 50-60. Media melena de cabello color castaño oscuro, algo ondulado, sedoso y bien cuidado. Grandes ojos marrones, alegres y vivarachos. Nariz fina, algo alargada acorde a la estructura de su cara. Labios muy bonitos con los que morrea de maravilla y una sonrisa siempre dispuesta con la que transmite gran cercanía. Un encanto.

Valoración de cuerpo: Cuerpazo de señorita con las formas perfectas para gozar y disfrutar. Solo hay que contemplar sus fotos. Cerca de los 170 cm de piel finísima y suave. Pechos, me parece que tuneados en su justa medida (de ahí mis dudas), tersos, alzados y muy bonitos. Vientre liso sin un ápice de grasa y cintura de avispa. Caderas de “trempatina” y un culo perfecto, respingón y de muy buen tacto. Piernas preciosas acorde con todo su cuerpo con un “thigh gap” (espacio entre los muslos debajo del sexo cuando las piernas están cerradas) de los mejores que he visto. En la foto que está de espalda se puede apreciar perfectamente.

Valoración de carácter: Perfecto, como si nos conociéramos de toda la vida. Cariñosa, sensual, simpática, educada, risueña y muy implicada. No lleva mucho tiempo en esto pero su complicidad es total. Muy cercana… Además se nota que le gusta lo que hace y no se esconde por ello. Al contrario… Por supuesto que me he sentido muy a gusto a su lado.

Vestimenta: No soy demasiado observador en esos detalles. Aunque sí diré que por su forma de vestir no destacaría entre el resto de la gente. Quiero decir que vestía de manera casual, muy correcta sin más, pero que conforme esas prendas pasaron a los colgadores y comenzó a aparecer lo que había debajo, sobretodo cuando se quedó en ropa interior, mi amigo empezó su peregrinación ascendente y ya no se bajó hasta el final.

Relato del encuentro:

Tal y como he escrito al inicio de esta expe, hace unos días recibí un whatsapp de Valeria en el que me sugería conocer a nuevas señoritas que se habían incorporado al portfolio de la agencia Omnia.

Le agradecí el aviso y quedamos que cuando pudiera cuadrar mi agenda lo tendría en cuenta. Y, sinceramente eso es lo que pasó, que ayer jueves, 9 de abril, se anuló una cita prevista y con ello se me abrió la posibilidad de cambiar de plan por lo que pude atender al amable aviso de Valeria.

Por supuesto que ya había visitado la web de Omnia e incluso ya tenía decidido con quién me apetecía citarme… De esta manera me puse en contacto y pregunté por la disponibilidad de Erika para esa tarde y a los pocos minutos recibí la confirmación, con lo que nos emplazamos para vernos en Luxtal a la hora convenida.

Llegué puntual, me hicieron pasar a la habitación asignada y tras de mí, un par de minutos después, apareció la preciosa Erika.

Solo ver la expresión de su cara, sus ojos y su sonrisa cómplice ya sabía que la elección había sido un acierto. Y me consta que ella tuvo esa misma sensación solo que en este caso, no me había elegido, pero sí se le notó que mi presencia la había alegrado.

Esas cosas se notan enseguida y de hecho, el cacareado y necesario feeling necesario entre dos desconocidos para que la cosa funcione, comienza con estos detalles…

Un rato de charla con unos ligeros abrazos y besitos en los morritos sirvieron para que la cosa ya se convirtiera casi, casi, como que si una pareja que ya se conoce volviera a encontrase.

Protocolamos con la parte administrativa al que siguió ese mini estreptease obligado y generoso por su parte viendo un servidor, como su ropa se acomodaba en el perchero e iba apareciendo la desnudez de sus largas piernas, de sus caderas, de su cintura y de todo lo demás para quedarse solamente con el sensual conjunto de lencería que hizo que el amigo irrumpiera con fuerza como poseído por lo que sabía qué le esperaba. Qué gusto y qué suerte… poder vivirlo y poder contarlo…

Obviamente me “lancé” a por ella y allí de pie, mientras el jacuzzi comenzaba su llenado y con unos sensuales morreos con lengua incluida, el amigo empezó a jugar entre sus piernas, ahora por delante y ahora por detrás mientras las manos de ambos buscaban y encontraban todo aquello que nos excitaba más.

Nos metimos en el jacuzzi a pesar de que el agua aún no cubría ni un tercio del mismo, pero nos sentamos en él, enjabonamos nuestras partes más íntimas y allí los dos como dos menores en una piscina de plástico jugamos a ser mayores haciendo “cochinadas” y acabando en un francés largo, exquisito, sensual con engullidas hasta la campanilla que hizo precipitar la salida del jacuzzi porque de seguir así lo que se hubiera precipitado era la salida de mi esperma y eso lo reservaba para más tarde.

Nos metimos en la cama y allí empezamos con lo clásico, y no por repetitivo y casi siempre lo mismo, menos excitante.

Así que después de más y más morreos, de chupaditas y lametazos en pechos, pezones, barriga y piernas, llegó la hora de la delicatessen y allí puse mi boca y mi lengua a saborear los efluvios de una nueva dama que me ofrecía su tesoro para que hiciera con él lo que me apetecía…

Así lo hice durante excitantes minutos “peleándome” con su piercing mientras escuchaba los sensuales jadeos con los que acompañaba el trabajo realizado y tras ello me pidió que de una vez metiera al amigo dentro de ella pues ya estaba deseosa de notarlo en su interior.

Enfundamos rápidamente y en posición cowgirl comenzamos una larga intro que duró mucho más que lo que hubiera pensado y de hecho, estuvimos así sin parar, cambiando por supuesto a a4 y llenando la habitación con la “música” de sus jadeos, gemidos, frases eróticas y mucho más hasta que ya en posición final de misionero, decidimos acabar con una corrida celestial poniendo así el final deseado a casi una hora de lujuria y desenfreno de sexo total .

Apenas hubo tiempo para más y solo el necesario para asearnos de nuevo y salir cada uno camino de su casa, por cierto el de ella a unos cuantos kilómetros lejos de Barcelona… pero muy a gusto, según me dijo.

Y así, con esa sensación de que acabas de conocer a alguien con la que te gustaría tener más encuentros nos despedimos con un abrazo y un descarado morreo en la puerta de Luxtal.

Ella se quedó a la espera del ascensor y yo pasé por la taquilla del parking para atender al pago mientras con la mano nos decíamos adiós como dos tortolitos enamorados… Qué cosas y qué sensación tan agradable haber conocido y haber tenido relaciones tan íntimas con una señorita tan guapa…

Qué suerte la mía…