Fantástica y cercana

Total Fecha Media Usuario
4 03/2015
oliverio
1.287 veces
VER COMPLETA 03/2015
TIMIDOX
1.620 veces
VER COMPLETA 04/2015
Manhattan
2.584 veces
VER COMPLETA 07/2015
Tmark149
1.835 veces

por oliverio
Barcelona

Apartamento por horas6
Duración60 minutos
Precio250
PechoTuneado
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
Griego

Gran descubrimiento esta belleza "de comarques". Cuerpo increíble, servicio impecable, naturalidad absoluta.
Me sorprendió la naturalidad y sencillez de Erika. Es muy guapa, con unos ojos vivos y mirada hipnótica, labios generosos y sonrisa perfecta. Es una pubilla amable y entregada. Parece que hace esto medio por curiosidad e inocencia. 
Su cuerpo es espectacular, como puede verse en las fotos. Culo prieto, estómago plano y pechos generosos, está hecha para disfrutar. 
Nos entendimos a la perfección en la cama, con un primer asalto en el que no faltó de nada. Parece realmente disfrutar con lo que hace. Cabe destacar un francés espectacular, salivado, generoso y suave, con bajadas a la zona ovípera muy interesantes. Se preocupa por ti, se entrega con naturalidad y no escatima esfuerzos para tu placer. Acabé en un griego profundo y agradabilísimo. 
Al comentar que soy persona de dos disparos, pareció casi alegrarse por ello. Realmente es entregada y complaciente. El segundo asalto, empezado por sus caricias al amigo sin casi tiempo de respiro, consistió en un francés largo y generoso. Tardé en descargar en su bonito cuerpo, pero no pareció importarle estar largo rato trabajando con ese francés sublime que practica. Una sonrisa perenne en su rostro indica que podría seguir lamiendo y tragando toda la tarde entera. Me encantó esa sensación de entrega absoluta a mi placer. Acabó consiguiendo su objetivo. Aun quedaban 10 minutos para la hora y continuó con sus caricias y su sonrisa. Si no fuese por la falta de tiempo, hubiese conseguido un tercer asalto de mi pobre y maltrecho cuerpo. Y estoy seguro que a ella no le hubiese importado. Realmente transmite la sensación que le gusta lo que hace, no por vicio exagerado sino por generosidad y ganas de complacer. 
Ducha, conversación y para casa. Erika consigue contagiarte su sonrisa.