Ivette… nueva cita y un adiós, aunque espero sea un hasta la próxima!

Total Fecha Media Usuario
5 05/2014
Manhattan
1.541 veces
VER COMPLETA 10/2013
Manhattan
1.845 veces
VER COMPLETA 12/2013
KKK
1.731 veces
VER COMPLETA 07/2015
insidees
885 veces
VER COMPLETA 11/2015
noirlove
866 veces

ver todas las fotos de Ivette
69

añade tu experiencia con Ivette

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort8
Duración60 minutos
Precio150
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo

Valoración de Cara: Muy guapa. Media melena color castaño claro con mechas rubias. Preciosos y hechizantes ojos verdes. Nariz pequeñita y boca con dientes blancos perfectos y labios sensuales y muy besucones.
Valoración de Cuerpo: Pibonazo de algo más de 170 cm. Piel muy suave y joven. Pechos medianos, muy bien puestos con pezones reactivos. Cintura estrecha con barriga sin un ápice de grasa. Culo espectacular sustentado por unas piernas largas y moldeadas. Ver las fotos, creo que no hay que explicar nada más.
Valoración de Carácter: Creo que inmejorable, simpatiquísima y sobre todo implicada. Siempre me he sentido muy a gusto a su lado.
Vestimenta: Vestido corto de una pieza de color negro con detalles de color naranja. Zapatos de tacón.
http://www.sexomercadobcn.com/ivette-catalana-maragall-barcelona-6884849...

Relato del encuentro:
Cuando me enteré de que éste iba a ser su último mes entre nosotros no dudé un segundo en que tenía que volver a su lado para poder deleitarme una vez más de su excitante compañía.

Y por qué ahora y por qué no antes? Pues porque somos así, y cuando sabes que está ahí, piensas que cualquier día la llamarás y podrás complacer tus deseos con ella, pero los días pasan y uno va de un lado a otro pululando con unas y con otras, nuevas a veces y conocidas otras veces y la agenda no da para más. Quieres estar con todas pero eso no siempre es posible.

Por esa razón, cuando te dicen que hay fecha de caducidad y sabiendo lo que ya sabes de esta mujer de bandera con la que ya has compartido placer y lujuria, en este caso, en cinco citas anteriores, decides que por lo menos una vez más quieres volver disfrutar de su excitante compañía.

Y como no hay cinco sin seis, me puse en contacto con Ivette para citarme de nuevo con ella.

Ritual ya conocido que me lleva hasta la puerta de su apartamento y que ésta se abre y detrás aparece más radiante que nunca la preciosa e impresionante Ivette. Desde nuestra última cita había transcurrido, nada más y nada menos que medio año!!! Cómo pasa el tiempo… dios!

Me abrazo a ella como el que se encuentra con alguien a quien quieres mucho.

Pasamos a la habitación y charlamos un rato mientras observo lo guapa que está. La veo o me parece algo más delgada pero sus formas de “mujer pecado” siguen intactas. El vestido negro y corto con el que me recibió, ajustado a su imponente figura no hace más que testificar mi comentario.

Le pregunto por su decisión de dejarnos y me explica que tiene otros proyectos que yo apoyo y le deseo toda la suerte con ellos y la felicito por su inquietud en progresar. También me dice y deja la puerta abierta a un posible regreso, lo que demuestra tener una excelente planificación.

Los minutos “vuelan” y ya es hora de pasar a la acción, por lo que tras la visita a la ducha y vuelta a la habitación empezamos con esa supuesta “última” relación con ese pibonazo que ahora me espera en sugerente conjunto de ropa interior de color negro.

Me la como a besos mientras mis manos someten a su infartante culo a un manoseo apasionado.

Los morreos de Ivette son una de sus especialidades al igual que su francés, salivado y profundo que me practica allí mismo de pie con ella de rodillas y que éstas tras un buen rato de “aguantar” la felación casi acaban en doblarse.

Pasamos a la cama y seguimos con el festival de besos que acaban como no podía ser de otra manera con mi boca en su sexo al que le dedico un buen rato deleitándome con sus efluvios sabrosos y abundantes.

Seguimos encendidos como teas, al menos yo… y por supuesto mi amigo… y continuamos con otro francés magistral que casi me lleva al final. Pero aún no era la hora…

Cambiamos de tercio y tras el enfundado del “nene” se me monta en plan amazona y me cabalga con ritmo a veces desenfrenado durante un largo y excitante cowgirl.

Tras ello pasamos a un a4 esplendoroso porque el culo de Ivette es para quedarse en esta pose durante mucho tiempo, y así lo hicimos durante un buen rato y ante la proximidad de mi corrida le dije que me ofreciera su parte frontal para meterme en su interior y gozar de un polvo alucinante mientras nos morreábamos con pasión y mi esperma brotaba con placer extasiante en el interior de la goma por el roce prieto y jugoso de su vagina alrededor del amigo.

A gusto y relajado por lo acontecido, cuando aún quedaban unos quince minutos, me quedé a su lado sobre la cama para hablar del foro, de los foreros y de algunas cosas más.

Nos reímos, nos lo pasamos bien ya que el buen rollo entre Ivette y yo ha estado siempre presente y tras preguntarle por nuestra querida Alexia, que me dijo que estaba muy bien, cosa que me alegró un montón, llegó la hora de despedirnos.

Ya en la puerta nos despedimos con un nuevo morreo, un sentido abrazo y nos dijimos adiós, aunque espero que en realidad sea un hasta la próxima…

Ivette, una chica espectacular y lo mejor… una gran persona!