Angelina. Turroncito de crema para antes de Navidad

Total Fecha Media Usuario
7 12/2013
Manhattan
948 veces
VER COMPLETA 06/2013
oliverio
1.684 veces
VER COMPLETA 09/2013
McQueen
1.066 veces
VER COMPLETA 09/2013
Alexyz
1.204 veces
VER COMPLETA 09/2013
Leporello
1.067 veces
VER COMPLETA 10/2013
Manhattan
1.120 veces
VER COMPLETA 10/2013
Alexyz
1.122 veces

ver todas las fotos de Angelina
72

añade tu experiencia con Angelina

Ver comentarios del foro

por Manhattan
Barcelona

Apartamento de la escort9
Duración60 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo lo sé
BesosBesa con lengua
FrancésSin
GriegoNo lo sé

Angelina. Turroncito de crema para antes de Navidad
 
Relato del encuentro:

Ayer era como cualquier otro lunes un día de lo más normal con la única diferencia de que ya está próxima la navidad, la lotería, esa en la que siempre juego pero nunca toca… al menos a mí, los regalos y un largo etcétera típico de estas fiestas.

Pero un día normal puede dejar de serlo, si uno decide hacer algo que rompa la monotonía de “un día más”.

Así que después de un fin de semana con “todos” los deberes hechos con la familia y que por tanto no había “necesidad”, se me ocurrió cambiar la rutina de este lunes y decidí hacer una simple llamada.

Y la llamada la dirigí a una preciosidad que ya tuve el privilegio de conocer un par de meses atrás y que ya hacía tiempo que deseaba llamarla de nuevo. Pero fue ayer cuando me vino el subidón al pensar en ella y por esa razón marqué ese número que me haría cambiar la rutina de ese lunes de diciembre.

Quedamos a la hora convenida y con puntualidad alemana me presenté en el apartamento de la que iba a ser mi musa de ese día y un turroncito anticipado para estas próximas y cercanas fiestas.

Curiosamente y aunque recordaba que era muy guapa, había olvidado la fisonomía de su cara, y no lograba visualizar su imagen en aquel momento.

Lógicamente cuando abrió la puerta reciclé de inmediato mi disco duro y entonces la vi y recordé. La recordé a ella y recordé su belleza.

Angelina me recibió con esa sonrisa entre angelical y pícara que tiene y vestida al más puro estilo callejero, muy correcto, con blusa ajustada de color marrón claro, leggins de color negro que dibujaban perfectamente su hermosa figura y zapatos cerrados de tacón. Muy natural tal y como ella suele ser.

Nos dimos un abrazo y rápidamente recordé aquel cuerpo tan sexy que me hizo vibrar como un chiquillo en aquel primer encuentro del día 4 de octubre.

Pasamos al salón donde hablamos un buen rato y donde ya sin más empezamos a intimar cruzando nuestros primeros besos… de novios. Qué bien que besa Angelina.

Sus besos hicieron que el frío de mi cara y manos recién llegados de la calle pasaran a mejor vida. Ahora empezaba el calor.

Tenía yo cierta prisa por empezar la fiesta, por hacer que ese lunes dejara de ser rutinario y del salón pasamos a la habitación. Allí me desvestí y ella me dejó un momento solo mientras iba a por una goma de pelo.

Tardó algo más de lo previsto pero la espera valió la pena pues apareció en ropa interior de encaje, mezcla de blanco y gris, creo recordar, y ante esa visión del cuerpo de Angelina como dibujado por un estilista, con sus formas tan sugerentes pero delicadas, empecé a ponerme muy a tono, sobretodo el amigo que se levantó como un poseso por ver lo que veía y por lo que iba a venir…
 
Me invitó a seguirla hasta el cuarto de baño y allí  puso a correr el agua del jacuzzi para que se fuera calentando.
 
El que ya estaba caliente obviamente era yo, pues ante mí tenía esa belleza en ropa interior a la que sin poder aguantar más, “ataqué” cogiéndola por detrás y acariciando su cuerpo mientras le besaba la nuca y posteriormente sus labios mientras el amigo ya jugueteaba entre sus piernas.

Los dos en el jacuzzi nos enjabonamos, nos enjuagamos, nos secamos y de allí, a la habitación.

Podría decir que a partir de ahí ya todo es lo mismo, pero siempre hay variables, y lo que haces y cómo lo haces con “equis”, no es lo mismo que lo que haces y cómo lo haces con “zeta”… y aquí he de decir que hacerlo con Angelina es diferente, y aquí es cuando uno da el valor que merece esa persona.

Angelina es un ángel pero un ángel a veces endemoniado y saborear su sexo es una maravilla. Hacer “cuni” con ella es una manera distinta de vivirlo y sentirlo porque jadea, se mueve y se contorsiona, cuando llega el momento, de manera diferente… y por eso es diferente.

Diferente pero delicioso, excitante y maravilloso. Sabor a sexo total…

Después llega el francés. Exquisito, salivado, profundo hasta que ya no le entra más, y encima te mira con esos ojazos picarescos mirando a ver qué tal te va… Y cómo me va? pues pidiendo el stop para no “irme” antes de tiempo, a lo que ella sonríe maliciosamente (en el buen sentido) pensando en lo que te ha hecho sentir…

Es hora de fundirnos el uno con el otro y empezamos con ella encima de mí porque dice, quiere sentirme bien adentro, y aquí dejo que lleve la iniciativa y me quedo quieto pero todo lo “rígido” que puedo para que cabalgue y se mueva al ritmo que a ella más le apetezca.

Así al cabo de unos minutos, con unos movimientos cada vez diferentes y cada vez más sensuales, a los que aguanto todo lo que puedo para no “irme”, y con unos jadeos que van in crescendo cada vez más, ella me dice al poco rato, sonriente y complacida que se ha corrido y que a partir de ahora haga con ella lo que yo quiera.

Placer divino que te digan eso!!! Rápidamente le pido un a4 y me introduzco en su interior viendo ese culito tan perfecto que muestra en sus numerosas fotografías, mientras el amigo roza con gran excitación, a veces con suavidad y a veces con fuerza, sus interiores ajustados y muy bien lubricados… Sus jadeos y movimientos son muy excitantes y también aquí tengo que pedir el segundo stop.

Pero seguimos, quiero más, es mi hora y le pido misionero.

De nuevo esa belleza toda para mí, con su bellísima cara, con sus ojos negros y brillantes que me miran como diciendo… métemela. Con esos labios dispuestos a besar los míos y ya con nuestras lenguas entrelazadas y yo dentro de ella con el amigo más fuerte y grande que nunca comienzo la búsqueda de ese final.

Final que cada vez va llegando con más intensidad y excitación mientras sus jadeos denotan lo a gusto que ella también está y lo que provoca que al rato explote en una corrida de esas que acabas con temblor de piernas en un éxtasis total.

Qué diferente puede ser un lunes rutinario si has podido dedicar una simple hora de ese día en disfrutar del placer que una mujer como Angelina es capaz de hacerte sentir.

Angelina como ya dije en el relato de mi expe anterior con ella, es una chica que además de sus encantos físicos, transmite un gran optimismo, es simpatiquísima, extrovertida y encantadora.

Está claro que las Fiestas, para mí ya han comenzado!

Gracias Angelina. Te dije que volvería y he vuelto, ahora te digo que volveré a por más…