Leila, mi pecado

Total Fecha Media Usuario
7 07/2015
relajado
918 veces
VER COMPLETA 12/2014
Oook
1.405 veces
VER COMPLETA 02/2015
TEMPLARIO
1.294 veces
VER COMPLETA 04/2015
TIMIDOX
1.724 veces
VER COMPLETA 04/2015
relajado
953 veces
VER COMPLETA 06/2015
ashgard
845 veces
VER COMPLETA 08/2015
ashgard
1.379 veces

ver todas las fotos de Leila
72

añade tu experiencia con Leila

Ver comentarios del foro

por relajado
Barcelona

Apartamento por horas7
Duración120 minutos
Precio200
PechoNatural
FumadoraNo
BesosBesa con lengua
FrancésSin hasta el final
GriegoNo

Después de una mala experiencia, nada mejor que una buena experiencia.
Unas semanas más tarde de mi anterior experiencia conseguí reunir los dineritos que cuestan dos horitas con Leila (realmente, una de las chicas con mejor precio con hora, y difícil de igualar en cuanto a calidad de trabajo).
En esta ocasión, no me fue fácil contactar con ella: el primer día tuvo el teléfono apagado. El segundo día, recibí un SMS de ella en respuesta a los míos. Organizamos la cita para el tercer día, en los Luxtal en habitación con jacuzzi. Bien, una variación respecto a los Breda.
Así que el día señalado, algo antes de la hora me persono en la Estación de Sants y, tras localizarla vía SMS (no fue difícil, tenía una idea del bar en que estaría), tomamos juntos un refresco. Hay que ver cómo es esta chica, su comportamiento es de amiga. Con un vestido veraniego azul celeste y zapatos de tacón medio, resulta una chica bonita que puedes llevar a cualquier lado. Charlamos un poco de todo y de nada, me sentí agradablemente relajado. Creo que ella también. Cuando se acercó la hora, tomamos el ascensor y… ¡al Luxtal! Ya en el ascensor, la tomé entre mis brazos y comprobé que sigue besando igual de bien que siempre. Mientras nos llevaban a la habitación, le expliqué que en el pasado el local había sido la Sauna Cristal, el vestíbulo de acceso es el bar en que más o menos las chicas te hacían el paseillo. Es curioso entrar de otra manera. Y en la habitación, ¡la locura! Leila es muy sensual, y disfruta de cada relación tanto como yo. Su sexo es delicioso, me encanta saborearlo y me encanta escuchar sus grititos de placer mientras se agita de manera convulsa; sus pechitos de jovencita están hechos para ser lamidos y mordidos, y ella disfruta como una loca. Jugamos en el jacuzzi hasta casi perder el control, seguimos en la cama… Nos dejamos ir, ninguno de los dos controla la situación sino que todo se desarrolla según el momento, el tiempo se nos hace corto. Sexualmente tenemos una conexión excelente, que nos hace disfrutar de una manera inusual. Tal vez hayamos de quedar de noche en los Regás y alargar toda la noche.
Ya fuera del local, realmente nos cuesta separarnos. Bajo el sol es, si cabe, más bonita. Sus fotos no le hacen la más mínima justicia. Ambos volvemos a nuestros quehaceres con una gran sonrisa. Y con muchas ganas de volver a vernos.